Impuestos en Chile

Qué es relevante y cómo pagarlos

Con la mezcla de seguridad social y mercado empresarial liberalizado de Chile, es importante apuntar que los extranjeros también tienen que pagar algún impuesto, ya sean trabajadores o residentes. Sin embargo, el sistema de impuestos chileno, aunque burocrático, es liberal, con exenciones de impuestos para jubilados y cobros progresivos.

Las principales formas de impuestos que deben pagar los extranjeros y los trabajadores residentes en Chile están divididas en tres categorías generales:

  • Impuesto sobre la renta
  • Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA)
  • Impuestos de importación

Otras categorías que pueden ser relevantes son: herencias, bienes inmuebles e impuesto de timbre. (Recuerda: Chile no grava las prestaciones de jubilación extranjeras, las pensiones o los pagos a la seguridad social).
Para trabajar legalmente en Chile, todos los empleados extranjeros deben inscribirse y recibir un número RUT, Rol Único Tributario, que será su código para hacienda y la seguridad social, así como una forma más general de identificación civil para cuentas bancarias, etc.

Impuesto sobre la renta

Chile tiene bajos índices de gravamen y evita la reputación de paraíso fiscal para blanqueado de dinero y otras transacciones ilícitas. En efecto, tiene los índices de impuestos sobre la renta más bajos de los países de la OCDE, combinado con acuerdos impositivos con otros países, incluidos EEUU.

Los residentes y empleados pueden beneficiarse de gravamen cero sobre sus ingresos internacionales durante un periodo de tres años tras su llegada.

En casos de actividades comerciales, industriales o agrícolas y aquellas denominadas en general “extractivas” tales como la minería, se grava un impuesto diferente. Los impuestos derivados de los empleadores tales como sueldos, horas extra, etc. son diferentes. Para simplificar, es más fácil considerar los últimos ya que cualquier extranjero que busque oportunidades comerciales en chile debe consultar con un consejero de hacienda profesional.

Las ganancias de los empleados con sede en Chile serán gravadas en una escala progresiva de franjas impositivas que llega hasta el 40% del ingreso neto después de la deducción para la seguridad social de los empleadores. No obstante, para mantener la naturaleza progresiva del sistema impositivo, las habituales correcciones a las condiciones son el desafortunado efecto secundario y pueden hacer que algunos residentes extranjeros paguen más de lo esperado sin el consejo y la planificación adecuados.

La mejor opción para los inmigrantes en potencia es contratar los servicios de un contable fiscal cualificado. Su trabajo es estar al tanto de las expectativas de cambio de las autoridades financieras dejándote así la libertad de disfrutar de Chile.

Si quieres intentar calcular los impuestos que debes pagar, este sistema funciona acorde al número de unidades impositivas que acumulas según tu ingreso mensual. Estas unidades sufren reajustes a menudo pero según las fuentes pueden ser, de media, entre 1 = 35.000-40.000 pesos chileno. Así, un ingreso mensual que sobrepase las 150 unidades sobre el límite, equivale a aproximadamente 5.5 millones de pesos chilenos  (aproximadamente 11.600$ al mes) y se grava según la tasa más alta que es el 40%.

Unidades Impositivas

Porcentaje a pagar

Menos de 13,5 unidades

0%

13,5 - 30 unidades

5%

30 - 50 unidades

10%

50 - 70 unidades

15%

70 - 90 unidades  

25%

90 - 120 unidades

32%

120 - 150 unidades

37%

Más de 150 unidades

40%

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: