Escuelas estatales

Grados, inscripción y horarios escolares en España

Aunque la escuela estatal tiene un término público, la palabra “estatal” se utiliza en lugar de “pública” para evitar confusión, como en el Reino Unido, el término “public schools” se refiere a las escuelas privadas. El sistema escolar en España es muy diferente de los demás sistemas, como por ejemplo Reino Unido o Estados Unidos, por lo que se refiere a la educación secundaria.

Las escuelas en España han experimentado cambios profundos en los últimos años y ahora parecen estar en el mismo nivel que el resto de Europa. La educación pública es prácticamente la responsable del Ministerio de Educación y Ciencia, a pesar de que ahora las 17 comunidades autónomas tienen su propia responsabilidad por su propio sistema de enseñanza (incluida la enseñanza superior).

La educación pública es gratuita, pero, en general, los padres deben pagar por los libros de texto, aunque en muchas regiones se proporcionan gratuitamente (Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia y La Rioja) y en algunos casos el ayuntamiento debe subvencionar, totalmente o parcialmente, las compras de material escolar y actividades extracurriculares como deportes, artes y oficios. Los alumnos suelen ir a la guardería del pueblo más cercano, aunque la escuela secundaria puede implicar viajes largos (generalmente los autobuses están incluidos).

Niveles escolares en España

La mayoría de los niños españoles comienza con guarderías o con la educación preescolar alrededor de tres o cuatro años (en muchas regiones es a partir de los 3 años de edad). La escolaridad obligatoria, llamada educación general básica o EGB, comienza a los seis años de edad en una escuela primaria y dura seis años. A los 12 años de edad (equivalente al octavo año en el Reino Unido y al sexto grado en los EE.UU.), los alumnos empiezan la escuela secundaria obligatoria o ESO durante cuatro años.

Cuando tengan 16 años, si se han cumplido los cuatro años, los estudiantes reciben un certificado llamado Graduado en Educación Secundaria con el que pueden empezar una escuela secundaria que es la puerta de entrada a la universidad. A los 16, los estudiantes pueden frecuentar una escuela de formación profesional, y, por lo tanto recibir una formación especializada para carreras específicas.

Una crítica general hechas por muchos extranjeros hacia las escuelas públicas españolas es la falta de actividades extracurriculares como por ejemplo deportes, música, teatro, artes y oficios. Las escuelas públicas no tienen clubes o asociaciones deportivas en las escuelas y si los niños quieren hacer deportes de equipo tienen que hacerlo en una asociación local. Sin embargo, los padres y las asociaciones deportivas organizan actividades muy a menudo. Los costes son irrisorios y las actividades empiezan después de la escuela.

Enviar a tus hijos a una escuela pública española

Frecuentar una escuela estatal ayuda a los niños a integrarse en la comunidad local y a aprender el idioma local, y eso es muy recomendable si te planeas permanecer en España durante un período indefinido. Aunque eso no puede ocurrir al principio, muchos niños extranjeros frecuentan una escuela de lengua española para formar parte de la comunidad local.

Ten en cuenta que, si es muy fácil pasar de una escuela pública a una escuela privada, no vale lo contrario. Si tienes que mover a un niño de una escuela privada a una escuela estatal (por razones financieras por ejemplo), para un niño puede ser difícil adaptarse, sobre todo si es un adolescente. Después de haber elegido enviar a tus hijos a un colegio estatal, debes esperar por lo menos un año para darles tiempo para adaptarse a un lenguaje completamente nuevo, al cambio de ambiente y al plan de estudios. Si decides inscribir a tu hijo en una escuela de lengua española deberías aprender a hablar en español bastante bien para poder comunicar con sus profesores (algunos profesores de español hablan inglés también).

En España existen muchas escuelas estatales especiales para alumnos con necesidades educativas especiales, por ejemplo, los niños con dificultad en el aprendizaje debido a problemas psicológicos, problemas emocionales o de conducta o si se trata de estudiantes más lentos. Sin embargo, eso pasa en las escuelas especiales sólo cuando estas unidades de educación no pueden ser proporcionadas en una escuela tradicional.

En España, los niños deben frecuentar escuelas públicas (primarias o secundarias) a una cierta distancia de su casa, así que si tienes una preferencia por una escuela en particular, es importante comprar o alquilar una casa cerca de la escuela. Los municipios y las oficinas locales del Ministerio de Educación pueden proporcionar una lista de escuelas locales en todos los niveles.

En algunas zonas rurales, hay pocas opciones (o ningunas), mientras que en Madrid y otras ciudades, en general, hay más posibilidad de elegir. Por supuesto, aquí, las escuelas tienen mejor reputación y las escuelas con los mejores resultados son las más populares, por eso es más difícil conseguir la admisión y la aceptación para ingresar. Debes planearlo con mucho adelanto, especialmente si quieres que tu hijo sea aceptado en una escuela de prestigiosa.

Inscripción

Las escuelas públicas tienen una cuota anual para los alumnos y los lugares se asignan según el refrán "Primero en llegar, primero en ser servido". El plazo de inscripción tiene una duración de dos meses al comienzo del año por ejemplo, Febrero-Marzo y Abril-Mayo, aunque varía de región a región. Cada escuela establecerá las fechas exactas. El proceso de inscripción depende de la edad del niño, pero puede requerir una entrevista y, en casos muy raros, un examen. Para inscribir a un niño en una escuela pública española tienes que presentar los siguientes documentos:
El certificado de nacimiento o pasaporte (original y fotocopia) de tu hijo, con una traducción oficial al español (si es necesario) y los pasaportes de los padres (original y fotocopia)

  • Una prueba de la vacunación
  • Una prueba de residencia empadronamiento
  • La prueba de convalidación (ve más adelante)
  • Dos fotografías de tamaño pasaporte (para la tarjeta de identidad del estudiante y la documentación escolar).

Verificación

Si el niño está a punto de iniciar una escuela secundaria española en el tercer año de la ESO (casi 14 años) deberás presentar una prueba de que el documento escolar de tu hijo haya sido verificado por el Ministerio de Educación Española. El proceso se conoce como Homologación o convalidación.

Debes completar el formulario oficial suministrado por el Ministerio, que está disponible en los consulados y embajadas españolas de todos los departamentos regionales de extranjeros, de educación o directamente desde el Ministerio de Educación y Ciencia, C / Alcalá 36, 28071 Madrid (902-218500 www.educacion.gob.es ). El formulario puede ser descargado en la página web en la sección de "Títulos Oficiales y Homologación" (el formulario se llama "Modelo oficial"). También deberás presentar sus resultados escolares y / o examen de calificación de tu hijo en su certificado de nacimiento.

Si es posible, este proceso debe ser completado antes de llegar a España, ya que un niño no puede ser aceptado en una escuela hasta que los papeles oficiales (prueba de confirmación) no hayan sido recibidos y sellados por el Ministerio de Educación español. El proceso lleva casi tres meses, si muestras una prueba de confirmación de la verificación de los documentos del Ministerio, tu hijo no debería tener problemas en ser aceptado.

Horarios escolares

Los horarios varían de una escuela a otra, pero, en general, son de 9 a 16, con una hora para comer, aunque últimamente, muchas escuelas no tienen pausa para comer y cierran antes, es decir a las 14 horas.
Las clases, en general, duran 45 minutos. Algunas escuelas cuentan con comedores, aunque muchos niños se traen el almuerzo o van a casa para merendar si viven cerca.

La mayoría de las escuelas proporcionan autobuses gratuitos o con subsidios para llevar a los niños hacia y desde sus casas en las zonas periféricas. Algunas escuelas anticipan la hora de apertura (por ejemplo a las 8) y ofrecen actividades después de las clases hasta las 17:00 o las 18:00, con el intento de hacérselo todo más fácil para los padres que trabajan.

La escuela primaria

La escolaridad obligatoria, también conocida como escuela de educación general básica o EGB, comienza a los seis años en una escuela primaria y tiene una duración de seis años. La escuela primaria se divide en tres ciclos: primer ciclo de 1 a 2 años, segundo ciclo de 3 a 4 años y un tercer ciclo de 5 a 6 años.

El programa de primaria incluye las ciencias naturales y sociales primarias (el medio conocimiento), el español (lengua), la literatura, las matemáticas, las artes (plástica y dibujo), educación física y lengua extranjera (normalmente inglés o francés), que es obligatoria desde el segundo ciclo, aunque las escuelas públicas ya muchos ofrecen clases de inglés a partir de los seis años.

La religión católica es opcional y cuando el niño comienza la escuela, se pregunta a los padres si quieren que su hijo asista a las clases de religión. Las alternativas pueden incluir extras como la lectura, la ética, o teatro. Bajo la nueva reforma de la educación (LOE), todos los estudiantes tienen tiempo para leer todos los días y los estudiantes del tercer ciclo (5 y 6 años) también estudiarán una nueva asignatura, es decir, la Educación para la ciudadanía que cubre los valores sociales y morales tales como la igualdad entre los sexos y el cuidado del medio ambiente.

En la mayoría de las escuelas, los alumnos tienen cada año tres evaluaciones. Si un niño no logra alcanzar el nivel requerido durante un ciclo particular, corre el riesgo de repetir el año, a menos que no demuestre una mejora significativa en otoño (durante las vacaciones de verano, muchas escuelas privadas y estatales ofrecen clases de refuerzo para ayudar a los estudiantes a ponerse al día). A la hora de decidir si un estudiante tiene que repetir el año o no, se tiene en cuenta de la opinión de los profesores, tutores, inspectores y el sector del equipo psicológico y educativo. Los estudiantes no están obligados a repetir más de un año durante su educación primaria.

La escuela secundaria

La Enseñanza Secundaria Obligatoria o ESO) fue creada en 1990 para alumnos de 12 a 16 años. Ésa ofrece a los estudiantes una formación más especializada y los prepara para la formación profesional. Los cuatro años de educación secundaria obligatoria se dividen entre dos, dos ciclos de dos años, el plan de estudios incluye materias obligatorias y optativas. Las materias obligatorias durante los tres primeros años incluyen un plan de estudios común de seis asignaturas (siete en las regiones con lengua autónoma).

Las asignaturas obligatorias son las ciencias naturales, la lengua española y la literatura, la historia y geografía, las matemáticas, la educación física y lengua extranjera. Los estudiantes eligen a las otras dos asignaturas de educación social y moral (Educación Para La Ciudadanía), el arte, la música, informática y una segunda lengua extranjera.

En el cuarto año, son obligatorias seis materias (lengua y literatura española, matemáticas, ciencias sociales, lenguas extranjeras, educación física,ética y educación cívica) y los alumnos tienen que elegir tres entre las siguientes asignaturas: biología y geología, bellas artes y las artes visuales, física y química, informática, latín, música, una segunda lengua extranjera y tecnología. Los estudiantes de las regiones con un lengua autónoma también deben estudiar la lengua y la literatura regional. La religión católica es una asignatura optativa durante los cuatro años.

Como durante la educación primaria, también en la escuela secundaria puede pasar que un estudiante tenga que repetir un curso si no ha pasado el examen final (los estudiantes que fracasaron en tres o más asignaturas al final de los exámenes deberán repetir el año), o repetir en otoño (los estudiantes no están obligados a repetir más de dos años de educación secundaria). La LOE ayuda a pequeños grupos de alumnos que están luchando para no perder el año académico; todos los estudiantes ahora estudian los mismos temas. A todos los alumnos que no hayan cumplido las normas se les dará un certificado de escuela secundaria (Graduado en Educación Secundaria) que les permite estudiar el bachillerato o una formación profesional especializada (ver más abajo). Este certificado es un requisito previo para la mayoría de los puestos de trabajo en España. Todos, incluso aquellos que no hayan alcanzado los objetivos del curso, recibirán un documento que acredite el año escolar, los votos obtenidos en cada materia, y un asesoramiento sobre su futuro académico y profesional.

Durante la LOE, los alumnos de 16 a 21 años que hayan repetido dos años de estudio de ESO y que no hayan pasado otro año son elegibles para el programa de cualificación profesional (Programa de Cualificación Profesional), cuyo propósito es proporcionar a estos estudiantes la posibilidad adicional de obtener el "certificado de diploma de escuela secundaria" u otras cualificaciones profesionales para que consiguen un trabajo.

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: