Internet

Cómo conectarte en casa

En EEUU hay muchos proveedores de Internet entre los que elegir, y seguro que durante tu estancia oirás hablar de ellos en anuncios y CDs promocionales. Si eres estudiante, todas las universidades y la mayoría de los colegios tienen acceso a Internet.

El uso de Internet está muy extendido en EEUU, y en 2005 un 68% de los estadounidenses estaban conectados, frente al 37% de los europeos. Conectarse a Internet es fácil, y tus opciones incluyen conexión por llamada, ADSL, cable y Wilmax. Ten en cuenta que conseguir una conexión de alta velocidad en casa, tipo ADSL o cable, puede llevar un tiempo.

Conexión por llamada

Hoy día la conexión por llamada se considera ya arcaica en EEUU, puesto que cada vez más usuarios se están pasando a conexiones de banda ancha y tarifas planas. Sin embargo, ésta puede ser una buena opción si tu estancia va a ser corta.

La mayoría de los ISPs (Internet Service Providers) ofrecen:

  • Pago por minuto de conexión.
  • Un servicio de contrato en el que pagas una cantidad de dinero fija al mes por un acceso limitado (el mínimo suele ser $10 mensuales).

También hay proveedores de todo el servicio como AOL, NetZero o PeoplePC que son buenas alternativas si buscas acceso barato. Puedes encontrar CDs promocionales de AOL en muchas oficinas de correos.

Acceso de Alta Velocidad (ADSL y cable)

Si quieres una conexión más rápida necesitarás una conexión por ADSL o cable, que son hasta 70 veces más rápidas que las analógicas (unos 3000 kbps para bajada de datos y 512 kbps para subirlos).

La conexión por cable es más cara y suele requerir un contrato que también incluye televisión por cable. Necesitarás añadir algunos costes extras a tu factura. Los precios son aproximadamente:

  • Coste mensual: desde $15 hasta $25 por la conexión ADSL y entre $30 y $40 por la conexión por cable.
  • Instalación: Suele haber un coste de instalación de conexión por banda ancha, pero como el mercado es muy competitivo puedes conseguir que te lo quiten si firmas un contrato por un año con tu proveedor.

Una vez que has elegido servicio y proveedor, tienes la oportunidad de elegir entre instalarlo tú mismo o que venga un técnico a hacerlo (normalmente cobrando). Si decides hacerlo tú mismo (lo cual no suele ser complicado) deberías recibir todo el kit en unos días. Todas las compañías ofrecen asistencia técnica por teléfono a sus clientes.

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: