Tarifas de móviles

Cómo elegir el plan de llamadas adecuado

A no ser que tengas un doctorado en física nuclear, entender los diferentes planes de llamadas de los distintos proveedores es casi imposible. La mayoría de los planes son difíciles de entender, pero los puntos siguientes pueden ayudarte en tu decisión:

Cobertura

La cobertura es el área geográfica en la que puedes utilizar tu móvil (celular) para hacer o recibir llamadas. El sitio donde vives es por tanto el factor principal a la hora de elegir un plan de llamadas, ya que no querrás pagar roaming o no tener servicio cuando necesites utilizar el teléfono.

La cobertura de los móviles varía mucho según la región y el operador. Deberías enterarte de si tu operador cubre la zona en la que vives y a las que viajas con frecuencia.

Área geográfica de uso

Los proveedores de telefonía móvil dividen sus planes en zonas locales, regionales y nacionales. Cuanto más grande sea la zona de cobertura local, más alto será el coste por minuto.

Las tarifas son distintas si llamas a un fijo o a móviles de tu misma red o de otra. Las llamadas al mismo operador de móvil son las más baratas (a veces son gratis), mientras que las que hagas a otro operador son más caras, por lo que merece la pena saber qué operador utilizan tus familiares y amigos.

Tiempo de uso

La mayoría de los operadores tienen diferentes paquetes con distintas tarifas dependiendo de cuánto uses el móvil (celular).

  • Poco uso: Puedes escoger un plan económico si necesitas un teléfono sólo para urgencias o lo vas a utilizar muy ocasionalmente. Estos planes suelen costar $20 al mes. Si te encuentras dentro de esta categoría, un teléfono de tarjeta también te puede ir bien (ver más abajo).
  • Uso medio: Si haces llamadas a menudo, puede que te salga más barato coger un plan que ofrezca cierto número de minutos gratis al mes. Un usuario medio es alguien que habla entre 100 y 500 minutos al mes. Parece mucho, pero no sabes lo rápido que pasan los minutos. Como media, el coste de estos planes suele estar entre $20 y $30 al mes.
  • Uso muy frecuente: Para los que hablan mucho lo mejor es coger un plan que incluya más de 600 minutos al mes. Los precios de estos planes suelen estar entre $35 y $70. La mayoría de la gente que solicita tantos minutos lo hace por negocios o porque realmente necesita (o quiere) estar en contacto con su gente a todas horas del día. Normalmente las noches y los fines de semana son gratis, por lo que los minutos que hables no se restan a los 600.

Teléfonos de tarjeta

Si buscas un teléfono para casos de urgencia o un uso muy ocasional, un móvil (celular) de tarjeta te ahorrará dinero a largo plazo. No tienes que firmar un contrato ni pagar una factura mensual. Normalmente tampoco tienes que pagar una fianza por el servicio y puedes comprar los minutos según los necesitas. Un móvil de prepago es una buena forma de saber cuáles son tus patrones de uso antes de comprometerte con un contrato mensual a largo plazo.

Ventajas de los móviles de tarjeta:

  • No tienen costes ocultos.
  • Tienes más control sobre lo que gastas.
  • No hay facturas mensuales.
  • No hay contrato, ni compromiso a largo plazo
  • No necesitas historial crediticio. Perfecto para los que lo tienen oscuro o los que están de paso.
  • Ideales para usuarios ocasionales

Desventajas de los móviles de tarjeta:

  • Las tarifas por minuto son más caras
  • No puedes aceptar llamadas a cobro revertido
  • Puedes perder dinero si no utilizas los minutos que compraste

Contrato

La mayoría de los contratos de móviles (celulares) tienen una duración de uno o dos años como mínimo, con un coste fijo mensual que incluye un número predeterminado de llamadas locales y a larga distancia. Cada mes se te pasa una factura que incluye el coste de tu plan telefónico más los extras que hayas utilizado ese mes (ej. Más minutos de los que te da el plan, llamadas internacionales, etc.).

Las ventajas del contrato son el menor coste de las llamadas (significativo en algunos casos) y mejores ofertas a la hora de comprar un móvil nuevo. Antes de elegir plan, asegúrate de haber leído todas las condiciones, como el coste mensual, el coste de conexión y el uso mínimo mensual.

Si cancelas el contrato antes de su extinción, tendrás que abonar una tasa de cancelación. Dejar de pagar no es suficiente para cancelarlo, debes informar a la compañía de que quieres cancelar el contrato y pagar por el último mes de utilización más las tasas que te pidan. Si no estás seguro de cuánto tiempo vas a quedarte en EEUU, puede que un contrato no sea la mejor opción para ti.

Los contratos son bastante fáciles de obtener. Las compañías suelen pedir identificación, prueba de que resides en EEUU y una tarjeta de crédito. Puedes domiciliar la factura en tu cuenta bancaria o tarjeta de crédito.

Muchos extranjeros empiezan con un teléfono de tarjeta y se cambian a contrato cuando han solucionado todo el papeleo y saben cuánto tiempo se van a quedar.

Teléfonos subvencionados

En Estados Unidos verás un montón de anuncios de teléfonos muy baratos e incluso gratis. Estos teléfonos suelen ir asociados a un contrato con una tarifa mensual. Normalmente los contratos duran un mínimo de un año, después del cual puedes obtener otro teléfono subvencionado de la misma compañía o cambiar a otra.

Si no quieres un contrato, tendrás que comprarte un teléfono no subvencionado, aunque también hay algunos teléfonos de tarjeta subvencionados de vez en cuando. Los precios varían mucho según las características del teléfono, y los que tienen cámara suelen ser más caros.

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: