Cómo elegir

Eligir tu tarjeta prepagada

Decidir qué tarjeta prepagada utilizar es difícil. Existen muchas tarjetas disponibles y las tarifas y las condiciones son complicadas.

Si alguna vez has tenido problemas para entender tu factura de teléfono, no te sorprenderá que las tarjetas prepagadas sean complicadas . Incluso las personas que trabajan en la industria de las tarjetas de llamadas internacionales tienen problemas para determinar cuál de las tarjetas es la más competitiva para cada destino. Así que, ¿qué esperanza puede tener una persona común de elegir la mejor tarjeta para sus necesidades?

El mejor consejo que podemos darte es que pruebes diferentes productos hasta que descubras cual es el mejor para ti - aún cuando utilices una tarjeta inadecuada puedes recortar tus gastos hasta en un 50%.

Elegir una tarjeta

Las tiendas normalmente no tienen mucha información ni brindan consejos útiles. Es posible que te vendan cualquier cosa que tengan en el inventario - esto podría ser una tarjeta de poco valor en la que el crédito se desvanece rápidamente o cuyo servicio es de mala calidad. Cuando elijas una tarjeta ten en cuenta:

  • Las tarifas para el país o los países a los que llamas.
  • La duración de tus llamadas - algunas tarjetas tienen un pequeño cargo de conexión que representa una desventaja si haces muchas llamadas cortas pero no es problema si hablas durante horas con tu familia y amigos.
  • Frecuencia de las llamadas - todas las tarjetas tienen un período de vigencia (usualmente de 30 a 90 días desde el día en que se realiza la primera llamada). Algunas tarjetas tiene también una cuota diaria de mantenimiento, que obviamente tienen menos relevancia si consumes tu tarjeta rápidamente.

Lo primordial a tener en cuenta es que la tarjeta con la tarifa por minuto más barata no tiene por qué ser la más eficiente para ti. A primera vista, puede parecer que algunas de las tarjetas que vendemos no tienen un buen precio por minuto, pero puede que tengan la ventaja de no conllevar costes adicionales por lo que la mayoría de nuestros clientes las prefieren.

¿Por qué es tan complicado?

El problema principal es que todos los proveedores pagan prácticamente lo mismo por las llamadas que ellos revenden a través de las tarjetas, pero al mismo tiempo quieren tener el mejor precio para anunciar sus tarjetas. Por tanto, en lugar de tener un simple cargo por minuto, ellos añaden un coste diario de mantenimiento y un coste de conexión y así pueden permitirse menores tarifas por minuto.

Sin necesidad de entrar en lo complicado del asunto, es obvio que un coste de conexión significa que el coste promedio por minuto de tu llamada será más elevado. Los costes de conexión más altos están bien si haces llamadas de larga duración, pero no si haces muchas llamadas cortas porque se suman.

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: