Introducción

Introducción al sistema financiero argentino

En 2001 Argentina estaba en los titulares de las noticias internacionales. Los bancos congelaron los depósitos y la moneda sufrió una dramática devaluación.

Introducción

La última semana de 2001 el gobierno argentino dejó de pagar la deuda pública Un país que se consideró con una economía fuerte durante los 90 terminó en una profunda crisis en 2001. Sus consecuencias aún se sienten en la vida diaria argentina. En 2002 y 2003 muchos bancos extranjeros huyeron del país vendiendo sus operaciones a pequeños bancos locales. Sólo unos pocos de los grandes bancos extranjeros decidieron quedarse. En mayo de 2003, Nestor Kirchner llegó a la presidencia de Argentina y bajo su gobierno la economía ha recuperado cierta fuerza. La gente, sin embargo, sigue teniendo cuidado con los créditos a largo plazo. Los gastos y comisiones de los bancos son relativamente altos teniendo en cuenta el bajo nivel de inflación.

Horarios de apertura

Los bancos generalmente abren de 10:00 a 15:00, aunque esto puede cambiar según las ciudades y las estaciones del año. Cierran los sábados y los domingos. La mayoría tienen cajeros automáticos que funcionan las 24 horas del día.

Banca por Internet

Varios bancos tienen también el-banco-en-casa. Esto quiere decir que la mayoría de las operaciones se pueden hacer a través de Internet. Generalmente, en Argentina, la banca por Internet se llama Banca para el hogar.

Transferencias

Las transferencias monetarias normalmente se llevan a cabo sin dificultades ni retrasos. La disponibilidad de la banca por Internet, un servicio suministrado por varios bancos, es indudablemente una mejora. No obstante, las transferencias internacionales pueden tardar bastante.

Puedes utilizar los servicios de una agencia para transferir dinero. Las agencias de transferencias tienen contactos con agentes en todo el mundo. La mayor ventaja de este sistema es que nos hay que tener una cuenta bancaria, las transferencias son muy rápidas, -tardan unos 10 minutos-, y son muy de fiar. La desventaja es que las comisiones son altas (7%). Son muy útiles para emergencias, pero también es una forma rápida de perder dinero.

Hipotecas

Desde que la crisis financiera golpeó a Argentina las hipotecas cayeron en desuso. No obstante, poco a poco la situación va cambiando y se vuelve a pagar con hipotecas. Hoy en día, para el argentino medio las hipotecas son difíciles de conseguir. Los ingresos mínimos que se requieren están alrededor de 1500 $ AR al mes. Otro de los requisitos es no ser mayor de 75 años en la fecha estimada de finalización del pago. Para conseguir una hipoteca, los extranjeros tienen que haber trabajado legalmente en el país por lo menos un año.

Se dan hipotecas para comprar inmuebles nuevos o usados, para reformar o aumentar inmuebles o para construir tu propia casa. Para inmuebles nuevos se puede financiar hasta el 80% del valor mientras no supere la cantidad de 250,000 AR $. Para reformar y aumentar inmuebles se puede finaciar hasta el 100% siempre que la cantidad no exceda de 50,000 $ AR. Las hipotecas para terminar una construcción sólo se dan cuando está terminado el 65% del total.

Los bancos ofrecen hipotecas por diferentes períodos de tiempo, con distintos tipos de interés y diferentes requisitos. Las más comunes son las hipotecas a 5, 7, 10, 12, 15 y 20 años. Los intereses están entre el 7,5-11% hasta 10 años. A los créditos a más de 10 años se les aplica un tipo de interés aproximado del 9-12%.

Al igual que ocurre con las hipotecas, los préstamos a corto plazo se están volviendo a utilizar pero con restricciones. Los préstamos a corto plazo requieren menos ingresos que las hipotecas, pero aún así la cantidad es alta. Para optar a un préstamo se requiere una media de 1000 $ AR mensuales por persona y 1200$ AR por matrimonio durante los últimos 36 meses. Los extranjeros tienen que haber estado trabajando legalmente en Argentina por lo menos un año para poder optar a un préstamo. También es importante la profesión que se tenga. En algunas profesiones se pide haber permanecido en el mismo empleo por lo menos 2, o incluso 3, años seguidos.

Moneda

La moneda argentina es el peso, llamado también $AR. El peso se divide en 100 céntimos. Los billetes de peso en circulación son de 2, 5, 10, 20, 50 y 100 $ AR. Las monedas en circulación son de 1, 5, 10, 25 y 50 céntimos y de 1 peso. Ten mucho cuidado con el cambio que te den, sobretodo en Buenos Aires, donde hay una gran cantidad de dinero falso en circulación. Algunas veces es muy difícil de distinguir del auténtico. Pregunta para informarte de todo lo que tienes que saber al respecto. Lo más destacado es la marca de agua y la barra de color metal en los billetes. Las discotecas, bares y peajes son los sitios de mayor riesgo.

Cambio de divisas

Hay varias maneras de cambiar divisas a la moneda argentina. Los bancos suelen aplicar buenos cambios y son considerados la opción más fiable. Otra opción son las casas de cambio, que se encuentran mayoritariamente en las zonas turísticas. Aplican mejores cambios, pero también hay que tener cuidado con los billetes falsos. Y la tercera es que en varios de los buenos hoteles cambian dinero, aunque el precio es más caro que en las opciones anteriormente descritas.

La última semana de 2001 el gobierno argentino dejó de pagar la deuda pública Un país que se consideró con una economía fuerte durante los 90 terminó en una profunda crisis en 2001. Sus consecuencias aún se sienten en la vida diaria argentina. En 2002 y 2003 muchos bancos extranjeros huyeron del país vendiendo sus operaciones a pequeños bancos locales. Sólo unos pocos de los grandes bancos extranjeros decidieron quedarse. En mayo de 2003, Nestor Kirchner llegó a la presidencia de Argentina y bajo su gobierno la economía ha recuperado cierta fuerza. La gente, sin embargo, sigue teniendo cuidado con los créditos a largo plazo. Los gastos y comisiones de los bancos son relativamente altos teniendo en cuenta el bajo nivel de inflación.

Horarios de apertura

Los bancos generalmente abren de 10:00 a 15:00, aunque esto puede cambiar según las ciudades y las estaciones del año. Cierran los sábados y los domingos. La mayoría tienen cajeros automáticos que funcionan las 24 horas del día.

Banca por Internet

Varios bancos tienen también el-banco-en-casa. Esto quiere decir que la mayoría de las operaciones se pueden hacer a través de Internet. Generalmente, en Argentina, la banca por Internet se llama Banca para el hogar.

Transferencias

Las transferencias monetarias normalmente se llevan a cabo sin dificultades ni retrasos. La disponibilidad de la banca por Internet, un servicio suministrado por varios bancos, es indudablemente una mejora. No obstante, las transferencias internacionales pueden tardar bastante.

Puedes utilizar los servicios de una agencia para transferir dinero. Las agencias de transferencias tienen contactos con agentes en todo el mundo. La mayor ventaja de este sistema es que nos hay que tener una cuenta bancaria, las transferencias son muy rápidas, -tardan unos 10 minutos-, y son muy de fiar. La desventaja es que las comisiones son altas (7%). Son muy útiles para emergencias, pero también es una forma rápida de perder dinero.

Hipotecas

Desde que la crisis financiera golpeó a Argentina las hipotecas cayeron en desuso. No obstante, poco a poco la situación va cambiando y se vuelve a pagar con hipotecas. Hoy en día, para el argentino medio las hipotecas son difíciles de conseguir. Los ingresos mínimos que se requieren están alrededor de 1500 $ AR al mes. Otro de los requisitos es no ser mayor de 75 años en la fecha estimada de finalización del pago. Para conseguir una hipoteca, los extranjeros tienen que haber trabajado legalmente en el país por lo menos un año.

Se dan hipotecas para comprar inmuebles nuevos o usados, para reformar o aumentar inmuebles o para construir tu propia casa. Para inmuebles nuevos se puede financiar hasta el 80% del valor mientras no supere la cantidad de 250,000 AR $. Para reformar y aumentar inmuebles se puede finaciar hasta el 100% siempre que la cantidad no exceda de 50,000 $ AR. Las hipotecas para terminar una construcción sólo se dan cuando está terminado el 65% del total.

Los bancos ofrecen hipotecas por diferentes períodos de tiempo, con distintos tipos de interés y diferentes requisitos. Las más comunes son las hipotecas a 5, 7, 10, 12, 15 y 20 años. Los intereses están entre el 7,5-11% hasta 10 años. A los créditos a más de 10 años se les aplica un tipo de interés aproximado del 9-12%.

Al igual que ocurre con las hipotecas, los préstamos a corto plazo se están volviendo a utilizar pero con restricciones. Los préstamos a corto plazo requieren menos ingresos que las hipotecas, pero aún así la cantidad es alta. Para optar a un préstamo se requiere una media de 1000 $ AR mensuales por persona y 1200$ AR por matrimonio durante los últimos 36 meses. Los extranjeros tienen que haber estado trabajando legalmente en Argentina por lo menos un año para poder optar a un préstamo. También es importante la profesión que se tenga. En algunas profesiones se pide haber permanecido en el mismo empleo por lo menos 2, o incluso 3, años seguidos.

Moneda

La moneda argentina es el peso, llamado también $AR. El peso se divide en 100 céntimos. Los billetes de peso en circulación son de 2, 5, 10, 20, 50 y 100 $ AR. Las monedas en circulación son de 1, 5, 10, 25 y 50 céntimos y de 1 peso. Ten mucho cuidado con el cambio que te den, sobretodo en Buenos Aires, donde hay una gran cantidad de dinero falso en circulación. Algunas veces es muy difícil de distinguir del auténtico. Pregunta para informarte de todo lo que tienes que saber al respecto. Lo más destacado es la marca de agua y la barra de color metal en los billetes. Las discotecas, bares y peajes son los sitios de mayor riesgo.

Cambio de divisas

Hay varias maneras de cambiar divisas a la moneda argentina. Los bancos suelen aplicar buenos cambios y son considerados la opción más fiable. Otra opción son las casas de cambio, que se encuentran mayoritariamente en las zonas turísticas. Aplican mejores cambios, pero también hay que tener cuidado con los billetes falsos. Y la tercera es que en varios de los buenos hoteles cambian dinero, aunque el precio es más caro que en las opciones anteriormente descritas.

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: