El mercado inmobiliario brasileño

Precios bajos y sin restricciones para extranjeros

Brasil tiene un potencial increíble para los inversores extranjeros ya que su economía es estable, la industria del turismo está al alza y la vivienda tiene unos precios relativamente bajos.

El mercado inmobiliario brasileño

En los últimos años la economía y la política del país han cambiado radicalmente convirtiéndolo en la nueva estrella de Sudamérica. La economía es estable y crece rápidamente cada año gracias a la nueva moneda que hay reducido significativamente la amenaza de la inflación. Como resultado, los expertos en economía dicen que Brasil se convertirá en una de las cinco economías más importantes del mundo en la próxima década.

Razones para comprar casa en Brasil

El gobierno brasileño se ha esforzado mucho para animar a compradores extranjeros para que inviertan en el mercado inmobiliario brasileño así que ha terminado en un proceso de compra sin restricciones y muy directo para los inversores extranjeros. Cualquiera puede comprar casa en Brasil, al margen de si es residente o no. La única restricción está relacionada con las viviendas en territorio rústico o en fronteras con otros países donde solo pueden comprar los residentes en Brasil.

Las inversiones tienen además unas opciones impositivas muy atractivas, como por ejemplo, un 0% de impuestos o reducciones para los no residentes. Además, todas las viviendas se venden en base a propiedad absoluta lo que significa que el comprador será propietario 100% de la tierra que adquiera.

Las inversiones en el sector turismo también son otra prioridad importante del gobierno brasileño, la solicitud de residencias y mansiones vacacionales crece constantemente. Debido a la política de visas que otorga la residencia permanente a los jubilados con una cierta pensión, la solicitud de jubilarse aquí ofrece otra oportunidad de inversión que no está sujeta a los vaivenes de temporada.

La demanda de alojamiento es muy alta. En la actualidad, el país necesita unos 8 millones de hogares y aumentando, lo que llevará a una construcción masiva en los próximos años ofreciendo por lo tanto un enorme potencial para los inversores que no quieran la vivienda para sí mismos.

Dónde comprar casa en Brasil

Brasil es uno de los mercados inmobiliarios que más está creciendo en el mundo, lo que ofrece una amplia variedad de viviendas que se ajustan a todos los gustos y presupuestos. Por ahora, los precios de la vivienda son bastante bajos pero algunos expertos afirman que en los próximos años, los precios se duplicarán.

Brasil tiene muchas casas junto a la playa por un precio razonable según el área ya que la línea de costa abarca unos 7000 kilómetros. El área que, ahora mismo, está considerada como prometedora para la inversión es el noreste (los estados de Bahía, Alagoas, Pernambuco, Paraíba, Río Grande do Norte y Ceará). Los precios de la vivienda en esta parte del país crecen a marchas forzadas pero todavía hay algunos baratos que compensan la inversión.

Si quieres comprar una casa, en las ciudades grandes los precios son mucho más altos pero aún así, más baratos que en Europa o EE. UU.

No obstante, merece la pena pensar en invertir en una vivienda asequible para luego alquilarla a brasileños y residentes que no buscan una vivienda temporal. El precio de estas casas o apartamentos será más barato que las lujosas residencias de vacaciones y los beneficios del alquiler son una fuente fiable.

En los últimos años la economía y la política del país han cambiado radicalmente convirtiéndolo en la nueva estrella de Sudamérica. La economía es estable y crece rápidamente cada año gracias a la nueva moneda que hay reducido significativamente la amenaza de la inflación. Como resultado, los expertos en economía dicen que Brasil se convertirá en una de las cinco economías más importantes del mundo en la próxima década.

Razones para comprar casa en Brasil

El gobierno brasileño se ha esforzado mucho para animar a compradores extranjeros para que inviertan en el mercado inmobiliario brasileño así que ha terminado en un proceso de compra sin restricciones y muy directo para los inversores extranjeros. Cualquiera puede comprar casa en Brasil, al margen de si es residente o no. La única restricción está relacionada con las viviendas en territorio rústico o en fronteras con otros países donde solo pueden comprar los residentes en Brasil.

Las inversiones tienen además unas opciones impositivas muy atractivas, como por ejemplo, un 0% de impuestos o reducciones para los no residentes. Además, todas las viviendas se venden en base a propiedad absoluta lo que significa que el comprador será propietario 100% de la tierra que adquiera.

Las inversiones en el sector turismo también son otra prioridad importante del gobierno brasileño, la solicitud de residencias y mansiones vacacionales crece constantemente. Debido a la política de visas que otorga la residencia permanente a los jubilados con una cierta pensión, la solicitud de jubilarse aquí ofrece otra oportunidad de inversión que no está sujeta a los vaivenes de temporada.

La demanda de alojamiento es muy alta. En la actualidad, el país necesita unos 8 millones de hogares y aumentando, lo que llevará a una construcción masiva en los próximos años ofreciendo por lo tanto un enorme potencial para los inversores que no quieran la vivienda para sí mismos.

Dónde comprar casa en Brasil

Brasil es uno de los mercados inmobiliarios que más está creciendo en el mundo, lo que ofrece una amplia variedad de viviendas que se ajustan a todos los gustos y presupuestos. Por ahora, los precios de la vivienda son bastante bajos pero algunos expertos afirman que en los próximos años, los precios se duplicarán.

Brasil tiene muchas casas junto a la playa por un precio razonable según el área ya que la línea de costa abarca unos 7000 kilómetros. El área que, ahora mismo, está considerada como prometedora para la inversión es el noreste (los estados de Bahía, Alagoas, Pernambuco, Paraíba, Río Grande do Norte y Ceará). Los precios de la vivienda en esta parte del país crecen a marchas forzadas pero todavía hay algunos baratos que compensan la inversión.

Si quieres comprar una casa, en las ciudades grandes los precios son mucho más altos pero aún así, más baratos que en Europa o EE. UU.

No obstante, merece la pena pensar en invertir en una vivienda asequible para luego alquilarla a brasileños y residentes que no buscan una vivienda temporal. El precio de estas casas o apartamentos será más barato que las lujosas residencias de vacaciones y los beneficios del alquiler son una fuente fiable.

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: