Cambio de divisas

Guía para el principiante

Si has viajado mucho a lo largo de tu vida, habrás llegado ya a la conclusión de que no hay manera de ganar nunca con el tipo de cambio. Cada vez que vendes, tu moneda ha perdido valor y si necesitas comprar, ocurre lo contrario. Para acabar de arreglarlo, el tipo de cambio que te dan es tan ridículo que seguro que hay alguien por ahí haciéndose rico a tu costa.

Cambio de divisas

Si te cambias de país, ya sea por un corto o largo período, necesitarás mover dinero. Esta sección puede parecer un poco complicada, pero no necesitas trabajar en una banca de inversión para entenderla y merece la pena perder 5 minutos leyéndola a cambio del dinero que te ahorrarás en un futuro.

Precio de compra, de venta, etc.

“¿Por qué no puedo cambiar mi dinero al mismo tipo de cambio que veo en la tele o en el periódico?” La respuesta es que podrías si cambiases más de un millón de libras, dólares o euros de una sola vez. Si este es tu caso probablemente tengas a gente que se ocupe de esto y no necesitas leer esta página. El precio que aparece en los medios de comunicación suele ser el precio medio.

Si miras los tipos en el banco o en la tienda de cambio de divisas verás que tienen el precio al que compran y el precio al que venden. Independientemente de la cantidad de dinero que cambias, siempre habrá una diferencia entre el precio medio y el precio que recibes. Esta diferencia es el beneficio que sacan por cambiarte el dinero.

¿Cómo muevo mi dinero?

Las soluciones fáciles, como utilizar la tarjeta de crédito o cambiar dinero en el banco o el aeropuerto, no suelen ofrecer muy buenos tipos de cambio, aunque son útiles para viajes cortos o para cambiar poco dinero.

Para sumas de dinero más grandes, lo mejor es que utilices un broker especializado en cambio de divisas. Un especialista podrá ayudarte a que te acerques al precio medio y te ofrecerá servicios que se ajustan a tus requisitos particulares.

¿Vas a comparte un coche o una casa?

Aunque tengas dinero para comprarte una casa o un coche de importación, no querrás perder dinero con el tipo de cambio. Cuando se trata de compromisos que incluyen grandes sumas de dinero, un poco de planificación puede ahorrarte dinero y evitarte problemas en un futuro. Los tipos de cambio pueden ser volátiles, y no es raro que se produzcan grandes cambios rápidamente en el valor de una moneda con respecto a otra.

Piensa en lo siguiente: acabas de encontrar una casa maravillosa en construcción. Necesitas pagar un 10% ahora y un 90% cuando te la entreguen, en unos 9 o 12 meses. Puede que quieras tener tu dinero invertido hasta que te den la casa, o estás esperando el dinero de la pensión o necesitas vender primero tu casa para tener el dinero. El problema es que sabes cuánto te va a costar hoy en la moneda de tu país, pero no sabes cuál será el coste mañana, y menos aún dentro de 9 meses. Para reducir el riesgo puedes hacer un contrato para comprar la divisa a un precio fijo en una fecha determinada, esto se llama ‘ forward’. Tendrás que poner un 10% del valor del contrato como ‘margen’. Así podrás garantizar en tu propia moneda cuánto te costará la casa sin tener que entregar todo el dinero inmediatamente.

Hay otras herramientas financieras que pueden utilizarse en diferentes circunstancias. Lo mejor es que utilices un broker especializado en cambio de divisas. Un profesional entenderá tu situación y podrá proponerte soluciones.

Si te cambias de país, ya sea por un corto o largo período, necesitarás mover dinero. Esta sección puede parecer un poco complicada, pero no necesitas trabajar en una banca de inversión para entenderla y merece la pena perder 5 minutos leyéndola a cambio del dinero que te ahorrarás en un futuro.

Precio de compra, de venta, etc.

“¿Por qué no puedo cambiar mi dinero al mismo tipo de cambio que veo en la tele o en el periódico?” La respuesta es que podrías si cambiases más de un millón de libras, dólares o euros de una sola vez. Si este es tu caso probablemente tengas a gente que se ocupe de esto y no necesitas leer esta página. El precio que aparece en los medios de comunicación suele ser el precio medio.

Si miras los tipos en el banco o en la tienda de cambio de divisas verás que tienen el precio al que compran y el precio al que venden. Independientemente de la cantidad de dinero que cambias, siempre habrá una diferencia entre el precio medio y el precio que recibes. Esta diferencia es el beneficio que sacan por cambiarte el dinero.

¿Cómo muevo mi dinero?

Las soluciones fáciles, como utilizar la tarjeta de crédito o cambiar dinero en el banco o el aeropuerto, no suelen ofrecer muy buenos tipos de cambio, aunque son útiles para viajes cortos o para cambiar poco dinero.

Para sumas de dinero más grandes, lo mejor es que utilices un broker especializado en cambio de divisas. Un especialista podrá ayudarte a que te acerques al precio medio y te ofrecerá servicios que se ajustan a tus requisitos particulares.

¿Vas a comparte un coche o una casa?

Aunque tengas dinero para comprarte una casa o un coche de importación, no querrás perder dinero con el tipo de cambio. Cuando se trata de compromisos que incluyen grandes sumas de dinero, un poco de planificación puede ahorrarte dinero y evitarte problemas en un futuro. Los tipos de cambio pueden ser volátiles, y no es raro que se produzcan grandes cambios rápidamente en el valor de una moneda con respecto a otra.

Piensa en lo siguiente: acabas de encontrar una casa maravillosa en construcción. Necesitas pagar un 10% ahora y un 90% cuando te la entreguen, en unos 9 o 12 meses. Puede que quieras tener tu dinero invertido hasta que te den la casa, o estás esperando el dinero de la pensión o necesitas vender primero tu casa para tener el dinero. El problema es que sabes cuánto te va a costar hoy en la moneda de tu país, pero no sabes cuál será el coste mañana, y menos aún dentro de 9 meses. Para reducir el riesgo puedes hacer un contrato para comprar la divisa a un precio fijo en una fecha determinada, esto se llama ‘ forward’. Tendrás que poner un 10% del valor del contrato como ‘margen’. Así podrás garantizar en tu propia moneda cuánto te costará la casa sin tener que entregar todo el dinero inmediatamente.

Hay otras herramientas financieras que pueden utilizarse en diferentes circunstancias. Lo mejor es que utilices un broker especializado en cambio de divisas. Un profesional entenderá tu situación y podrá proponerte soluciones.

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: