Introducción

El sistema sanitario estadounidense

El sistema de salud americano es muy competente y avanzado, pero también muy caro. El sistema sanitario estadounidense es enorme, pudiéndose encontrar clínicas y hospitales en todas partes, hasta en las áreas más remotas del país.

Introducción

Los hospitales disponen de los equipos de alta tecnología más avanzados, y los médicos y cirujanos están muy bien formados y motivados.

Por desgracia, esta enorme calidad viene acompañada de precios astronómicos. Debes saber que los costes de la atención sanitaria (médicos, estancias hospitalarias e incluso medicamentos) son de los más caros del mundo y suponen un 15% del PIB americano. Teniendo en cuenta la cada vez más grande proporción de personas mayores y los costes de la tecnología, es probable que este porcentaje aumente aún más en el futuro.

Aunque la atención sanitaria es, probablemente, la mejor del mundo para los ricos, su alto coste y la poca intervención estatal implican que ésta es precaria e incluso inexistente para los pobres y desempleados. Un 15% de la población estadounidense carece de seguro médico, y los programas financiados con fondos públicos, Medicare y Medicaid, sólo cubren a personas mayores de 65 años, a los minusválidos y los muy pobres.

Ten en cuenta que el tratamiento “gratuito” no existe en Estados Unidos, ni siquiera en los hospitales públicos. Toda la atención sanitaria, incluidas las urgencias, tiene que pagarse, ya sea personalmente o a través del seguro. En muchos hospitales de las ciudades suelen tener una clínica de urgencias que atiende casos grave y es menos cara que un hospital normal o una clínica, pero aún así hay que pagar.

Por tanto, para venir a EEUU, es de vital importancia tener un seguro médico, o una enfermedad seria podría causarte un desastre financiero. En algunos casos puede que hasta te obliguen a demostrar que estás cubierto. Visita nuestra sección de seguros médicos para más información.

Los hospitales disponen de los equipos de alta tecnología más avanzados, y los médicos y cirujanos están muy bien formados y motivados.

Por desgracia, esta enorme calidad viene acompañada de precios astronómicos. Debes saber que los costes de la atención sanitaria (médicos, estancias hospitalarias e incluso medicamentos) son de los más caros del mundo y suponen un 15% del PIB americano. Teniendo en cuenta la cada vez más grande proporción de personas mayores y los costes de la tecnología, es probable que este porcentaje aumente aún más en el futuro.

Aunque la atención sanitaria es, probablemente, la mejor del mundo para los ricos, su alto coste y la poca intervención estatal implican que ésta es precaria e incluso inexistente para los pobres y desempleados. Un 15% de la población estadounidense carece de seguro médico, y los programas financiados con fondos públicos, Medicare y Medicaid, sólo cubren a personas mayores de 65 años, a los minusválidos y los muy pobres.

Ten en cuenta que el tratamiento “gratuito” no existe en Estados Unidos, ni siquiera en los hospitales públicos. Toda la atención sanitaria, incluidas las urgencias, tiene que pagarse, ya sea personalmente o a través del seguro. En muchos hospitales de las ciudades suelen tener una clínica de urgencias que atiende casos grave y es menos cara que un hospital normal o una clínica, pero aún así hay que pagar.

Por tanto, para venir a EEUU, es de vital importancia tener un seguro médico, o una enfermedad seria podría causarte un desastre financiero. En algunos casos puede que hasta te obliguen a demostrar que estás cubierto. Visita nuestra sección de seguros médicos para más información.

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí:

Otros comentarios

  • Rafa, 30 diciembre 2009 Responde

    pus vale!

    Me parece estupendo que haya hospitales por todo USA, pero lo que es lamentable es que no todos los ciudadanos de este "gran pais" tengan derecho a la atención sanitaria. Otro punto son los que como una amiga mía que lleva viviendo en USA casi veinte años, jamás su seguro le haya hecho una revisión médica sobre su estado de salud. Y eso que ella si tiene seguro medico. Pero lo peor de todo es que cuando hace unos días cayó enferma de un virus gripal(segun los medicos) no vieron sintomas de myocarditis ya que no le hicieron ninguna revisión a pesar de que se encontraba bastante mal. Tan mal que cuatro días despues ha muerto. Gracias sistema sanitario de USA por cuidar de tus ciudadanos, de esos que te hacen ser la nación más poderosa del mundo. Aunque eso solo sirva para los que tienen el poder adquisitivo del país. Posiblemente mi amiga podía haber muerto en otro país de igual manera. Pero lo que sí es seguro es que en España por lo menos sabríamos que le habrían hecho toda clase de pruebas antes de morir y no despues como ha sido el caso. Ah! claro que era donante de órganos...