Contratos

Cómo funciona un contrato de alquiler en España

Una vez hayas encontrado un sitio dónde vivir, negociar el contrato de arrendamiento suele ser un poco más fácil. Aún así, debes de tener en cuenta los siguientes puntos:

Contrato: Suelen tener una duración de un año. Léelo cuidadosamente y asegúrate de que todo está claro. Si el contrato especifica un inventario (platos, sábanas, etc), comprueba que todo está en el apartamento y que todos los electrodomésticos funcionan correctamente. No aceptes una garantía verbal de que los aparatos defectuosos serán reparados a posteriori, que lo añadan al contrato o que los reparen en el momento.

Suministro de agua, luz y gas/ Gastos de comunidad: el que los suministros y los gastos de comunidad estén o no incluidos en el precio del alquiler depende del dueño. Los gastos de comunidad incluyen generalmente el coste del portero, del mantenimiento general y de la recogida de basura y algunas veces uno o más suministros. Asegúrate de preguntar qué gastos tienes que pagar; la calefacción, por ejemplo, tiende a ser un coste bastante grande.

Fianza: la mayoría de los caseros piden una fianza de un mes, y a veces de dos si el apartamento está amueblado. No aceptes pagar más. Puedes intentar negociar la fecha de devolución de la fianza o intentar utilizarla para pagar el último mes de alquiler. Es preferible obtener por escrito cualquier acuerdo adicional.

Otras garantías: Dado que el sistema legal español no ofrece demasiada protección a los propietarios, es muy común que éstos pidan garantías adicionales. Si trabajas, una copia de la nómina que garantice que ganas más mensualmente de lo que cuesta el alquiler. Si eres estudiante, una carta de tu centro de estudios que certifique que tienes los medios suficientes.

Como garantía adicional, también te pueden pedir un aval bancario. Es una carta de crédito de un banco español que garantice que si no cumples tus obligaciones de pago el banco se hará cargo de todo lo que debas hasta el fin del contrato. La obtención de un aval es un proceso caro y complicado. A no ser que tengas una buena relación con un banco español, el banco te pedirá que deposites el total del aval desde el principio y te cobrará una comisión por este servicio. Te expones a tener que conseguir de inmediato el importe anual del alquiler y a no poder disponer de ese dinero en el futuro. Como ves no es un proceso muy recomendable, así que mejor te buscas otro apartamento.


www.justlanded.com © 2003-2020 Just Landed