El acceso a la sanidad en España

Cómo acceder al sistema sanitario público y privado en España

En 2018 se aprobó en España una nueva legislación que concede el acceso universal al sistema sanitario. La mayoría de los residentes en España tienen acceso gratuito al sistema sanitario público. Sin embargo, pueden aplicarse ciertas excepciones.

El sistema de sanidad público

El sistema sanitario público español está reconocido como uno de los sistemas gratuitos mejores del mundo y la mayoría de los españoles confían en él, lo que sitúa a la atención sanitaria privada como la segunda opción preferida. Los profesionales de la salud pública tienen procesos de admisión más estrictos y España gasta alrededor del 10% de su PIB en asistencia sanitaria, por lo que la sanidad constituye uno de los pilares del estado del bienestar en el país.

No residentes
UE/EEA/nacionales suizos

Estos residentes pueden recibir asistencia médica gratuita utilizando la Tarjeta Sanitaria Europea. Si planeas mudarte a España de forma temporal, asegúrate de solicitarla antes de viajar, ya que te facilitará mucho el acceso a la asistencia sanitaria. Debes soliocitarla en tu país de residencia, puesto que este será quien asuma enlos gastos médicos en los que puedas incurrir en España.

Otras nacionalidades

Para estancias temporales (en las que no haya registro como residente en España), es posible que se te requiera contratar un seguro privado como requerimiento previo a viajar a España. Sin embargo, algunos países tienen acuerdos bilaterales que no exigen este requisito. Por este motivo, es recomendable que consultes con la embajada de tu país de origen cuando realices la gestión de los trámites para la obtención de un visado/permiso.

Residentes

De acuerdo con la nueva legislación, todos los residentes registrados en España tienen acceso a la asistencia sanitaria, independientemente de su situación en el país.

Solicitar asistencia sanitaria pública puede llevar algo de papeleo, pero te dará acceso a la asistencia sanitaria general y especializada en España de forma gratuita, por lo que merece la pena.

Para acceder a la asistencia sanitaria pública en España, deberás seguir estos pasos:

-Registro de residencia: en España se conoce como empadronamiento. Es un certificado que indica tu dirección oficial en España, y se puede obtener en su ayuntamiento local. Puedes encontrar información sobre cómo obtener este documento aquí .

- Número y tarjeta de seguridad social: si trabajas en España, tu empleador te registrará en el sistema de seguridad social y, por lo tanto, ya tendrás un número de seguridad social. Si no estás trabajando, tendrás que obtener su número de seguro social en una de las oficinas de la seguridad social . Para obtener una tarjeta de seguridad social, se te pedirá un documento de identidad válido y tú certificado de residencia (certificado de empadronamiento).

-Tarjeta sanitaria: después de completar el trámite en la seguridad social, se te expedirá un certificado que te otorga acceso al sistema sanitario. Con este documento, un documento de identificación y tu certificado de residencia puedes solicitar tu tarjeta sanitaria en el centro de salud más cercano. En unas dos semanas recibirás la tarjeta sanitaria. Mientras tanto, se te proporcionará un documento temporal que le permitirá acceder a la atención médica y se te asignará un médico general (de cabezera). Tu tarjeta médica cubre todas las visitas al hospital y a los médicos de atención primaria y el 40- 60% del coste de los medicamentos recetados en función de tus ingresos.

Emergencias

112 es el número gratuito disponible 24/7 en toda la UE destinado a emergencias. Abarca todas las emergencias médicas y no médicas en hasta 80 idiomas. La asistencia a la sala de urgencias se presta a todas las personas en el país sin excepciones, pero los viajeros que no cuentan con la tarjeta sanitaria europea, la asistencia sanitaria española o un acuerdo bilateral pueden tener que cubrir los gastos médicos de su asistencia.

Sanidad privada

Los españoles suelen contratar un seguro sanitario privado para evitar largas listas de espera en su visita a especialistas, ya que este es quizás el mayor inconveniente del sistema público. El seguro se puede usar tanto como para complementar la cobertura pública comoun sustituto a esta.

Los expatriados pueden necesitar un seguro privado para completar los trámites de un visado o permiso, a fin de encontrar asistencia sanitaria en su idioma o como una vía más fácil de acceder a especialistas. La cobertura dental en el sistema público es muy limitada, por lo que un seguro dental puede ayudar a reducir los costes de tratamientos dentales en España.

En comparación con otros países europeos, la sanidad privada en España es asequible.

Las aseguradoras suelen ofrecer cobertura médica y dental a mejor precio si se contratan ambos servicios. Obviamente, los precios varían mucho según la edad y el género del solicitante. Como estimación, la prima médica mensual media para un adulto 30 años puede costar entre 47 y 70 euros.


www.justlanded.com © 2003-2020 Just Landed