Vivienda

Electricidad, gas, agua y basura

Cuando te mudas a una nueva casa tienes que organizar bastantes cosas. Este capítulo te ayudará en instalarte.

Agua : El agua normalmente se cobra en base al consumo y se carga junto con el alquiler. El agua en Alemania generalmente es dura (con alto contenido en calcio) aunque existen sistemas de filtrado para reducir o eliminar el calcio ( Kalk) que se pega a todo.

Electricidad y gas : Cada inquilino debe darse de alta en la compañía local de gas y/o electricidad. El propietario, gerente o encargado de la casa te informará de quién suministra el gas y electricidad y dónde darte de alta.

Las tarifas de electricidad en Alemania están entre las más elevadas de Europa. Lo más fácil es utilizar el proveedor de electricidad local, pero también puedes elegir entre varios proveedores alternativos. Suele haber grandes diferenciasde precios entre compañías. Algunos proveedores ofrecen tarifas con descuento a altas horas de la noche ( Nachttarif) y también se pueden elegir opciones ecológicas (tales como electricidad no-contaminante o energía nuclear).  Hay centros de atención al consumidor y paginas Web que proporcionan información sobre la electricidad y los costes, tales como:

www.billig-strom.de 
www.stromtarife.de 
www.stromtip.de 

Corriente: 220 voltios - 50 Hz AC (corriente alterna). Enchufes de dos agujeros, según marca el estándar europeo . Dependiendo de tu país de origen puede que necesites adaptadores y transformadores.

Calefacción de queroseno y de carbón: El coste de la calefacción central está incluido en el alquiler, pero la calefacción individual, de carbón, gas o queroseno se cobra por separado. El inquilino es responsable del pago y de garantizar el suministro adecuado (siempre que esto no esté incluido en la Warmmiete).

Basuras : En Alemania, la conciencia ecológica está muy extendida, por lo que es muy común separar las basuras. Normalmente en cada edificio hay varios contenedores diferentes. El papel,  el vidrio y los envases suelen ser recolectados por separado. Los envases suelen tener el símbolo de Grüner Punkt (el punto verde) estampado para indicar que son reciclables. Los restos orgánicos y de alimentos son recolectados por separado para hacer abono. Finalmente, hay Restmüll (otros desechos), que es lo que no concuerda con las demás categorías.

Todos los desperdicios que contengan veneno o productos químicos (por ejemplo pintura, pilas, etc.) deben ser llevados a depósitos especiales y no pueden tirarse en los contenedores habituales. Estos depósitos son gestionados por las compañías locales de tratamiento de residuos. Las pilas también se pueden tirar en contenedores especiales en las tiendas de artefactos electrónicos y en los supermercados.

Los muebles viejos y los electrodomésticos grandes son retirados por las compañías de tratamiento de residuos y son clasificados como Sperrmüll (desperdicios voluminosos). Los días de recogida se publican en el ayuntamiento o en el Bezirksamt (oficina de distrito) local. En algunos pueblos se puede acordar una fecha con la compañía local de tratamiento de desechos.

La ropa y los zapatos viejos se pueden tirar en grandes contenedores disponibles en los pueblos y ciudades de Alemania. Varias veces al año la Cruz Roja y otras organizaciones hacen un llamamiento a los ciudadanos para que donen su ropa vieja. Puedes encontrar las direcciones en las páginas amarillas o en tu oficina de correos.


www.justlanded.com © 2003-2020 Just Landed