Solicitudes de Empleo

Cómo solicitar un empleo en Alemania

Alemania es un país bastante burocrático; esta generalización también suele ser cierta con respecto al proceso de solicitud de trabajo. Puede que te pidan algo más que un CV (curriculum vitae) y una carta de presentación, que es lo que suelen pedir en muchos países (en alemán, un Kurzbewerbung).

En la mayoría de los casos, también tienes que incluir lo siguiente:

  • Copias de diplomas de la Universidad o escuelas (traducidos a ser posible)
  • Prueba de cualquier curso de educación profesional o cualquier otro curso de formación
  • Referencias de tus anteriores trabajos
  • Foto, tipo pasaporte, colocada en la esquina superior derecha del CV

Esta solicitud completa se llama Vollständige Bewerbung. Algunos puestos de trabajo pueden requerir un Aussagefähige Bewerbung, el cual también incluye información específica para el puesto como patentes que se tienen, publicaciones, o muestras de un portafolio.

A menos que estés solicitando una posición para la cual no necesitas hablar alemán, deberías siempre entregar tu CV y carta de presentación en alemán. Haz que un amigo o profesional te ayude con la solicitud escrita. Espera una o dos semanas desde el envío de la solicitud para llamar y confirmar que la han recibido.

Tu Curriculum vitae - Lebenslauf

Lo convencional es que un CV debería tener una foto tipo pasaporte que muestre la cabeza y el torso superior. Gastarte el dinero en una foto de calidad hecha por un profesional puede ayudarte, ya que muchas empresas consideran que las fotos de fotomatón son poco profesionales. La foto debe pegarse en la esquina superior derecha de la primera página del CV, al lado de la primera sección (datos personales).

Un CV alemán suele ser más largo que en muchos otros países, pero no debería exceder las 2 páginas. Hay algunas peculiaridades a tener en cuenta, hemos hecho una lista de los puntos más importantes que debes considerar:

Orden: Tradicionalmente, un CV se escribe de manera cronológica. Sin embargo, esto ha cambiado y debería organizarse en forma tabular con varias sub secciones para experiencia laboral, educación e idiomas. Debes poner la información de manera inversa al orden cronológico, lo más reciente primero. Con respecto a las fechas, no tienes que incluir el día, pero deberías poner el mes.

Cabecera: Escribe Lebenslauf (Curriculum vitae) en la cabecera del CV.

Datos personales ( Persönliche Daten): Esta es la primera parte del CV. Debería tener tu nombre, dirección, números de teléfono y una dirección de correo electrónico. También deberías incluir tu fecha y lugar de nacimiento, estado civil y número de hijos. Debes incluir tu edad o tu CV se considerará incompleto.

Experiencia profesional ( Berufserfahrung): Nombre de la empresa, sector, ciudad y la (s) posición (es) que tenías. Especifica lo que has logrado en cada trabajo, ya que esto es un factor importante para el futuro empleador.

Educación ( Ausbildung): Empieza con la universidad (Studium) si procede. Deberías incluir todos los títulos, nombre (s) de la (s) universidad (es), ciudad (es), fechas de estudio, nota media, nota final, matrículas de honor y experiencia estudiando en el extranjero. Después, los estudios de bachillerato ( Schulausbildung). Infórmate acerca de cuáles son los equivalentes a tus títulos en Alemania y escríbelo en el CV, ya que puede que muchas empresas no entiendan los títulos extranjeros.

Idiomas ( Sprachkenntnisse): Escribe todos los idiomas y el nivel que tengas: fluido ( fließend), alto ( gut), medio ( durchschnittlich) o bajo ( Basiskenntnisse). Dependiendo de tus conocimientos, puede que te ayude separar el conocimiento escrito ( schriftlich) del oral ( verbal). No exageres tus conocimientos, ya que la fluidez en otro idioma significa simplemente eso - Fluidez. Si te hacen una prueba en una entrevista y tus conocimientos no se corresponden con lo que has puesto en el CV, es probable que no obtengas el trabajo.

Otros ( Sonstiges): Información complementaria, como:

  • Informática: programas, aplicaciones, procesadores de texto, hojas de cálculo, bases de datos, etc. No escribas ‘conocimiento de Internet’ queriendo decir que sabes como usar el explorador y el correo electrónico, ya que esto no es una habilidad específica que te diferencie de otros candidatos.
  • Publicaciones y otros artículos profesionales.
  • Hobbies: Tus hobbies son tan importantes como tu información profesional, ya que dan una impresión de la persona que eres. A la mayoría de las empresas les gustan los hobbies 'activos' (como los deportes o la música) o encuentros sociales. Ver la tele o hablar con los colegas no se considera un hobby y te hará parecer un vago.

Fecha y firma: En Alemania, es muy común el firmar y poner la fecha en la última página de tu CV.

La carta de presentación

La carta de presentación debería dejar claro tu interés en el puesto que estás solicitando y el por qué estás cualificado para éste. La carta debería ser directa y no incluir mucha palabrería diplomática. Recuerda, la mayoría de las empresas reciben muchas solicitudes al día, así que ten en cuenta la brevedad. Aunque esto no suene muy poético, es muy común empezar una carta de presentación con la frase, "Hiermit bewerbe ich mich als …" (Por la presente solicito...).

Deja claro el por qué eres la persona adecuada para el puesto. Evita los rollos tipo “Siempre he querido trabajar en esta industria y estoy impresionado por la buena reputación que su compañía ha obtenido en su campo." Concéntrate e intenta destacar con algo original.

Buena apariencia– la carpeta de solicitud

Además de una carta de presentación y un CV, la mayoría de las solicitudes alemanas también incluyen copias de los títulos y referencias de antiguos trabajos. Se recomienda presentar copias de todos los certificado que verifiquen cada línea de tu CV. Una solicitud completa puede entonces llegar a ser bastante larga, no sería raro que tuviese unas 20-30 páginas. La mayoría de la gente adjuntan su solicitud a una Bewerbungsmappe (carpeta de solicitud), la cual puede comprarse en la mayoría de las papelerías. Esto ayudará a la gente a encontrar tus documentos y a crear una buena impresión.

Ayuda profesional con CVs y cartas de presentación

A menos que tengas un nivel de alemán excelente, deberías considerar la posibilidad de usar ayuda profesional para escribir tu primera solicitud. Hay profesionales que, previo pago, pueden mejorar tu CV y carta de presentación, por ejemplo en www.bewerbungsbuero.com  o www.profibewerbung.de .

Una opción más barata es ver ejemplos de CVs alemanes y usar el diseño y las palabras como base para tu CV. Puedes encontrar una amplia gama de ejemplos en (PDF y Word) www.bewerbungsbeispiele.com .

La Entrevista

Normalmente el siguiente paso del proceso de solicitud será una entrevista. A menos que estés solicitando un puesto especial en una compañía extranjera, ésta será en alemán. Empieza a practicar tan pronto como puedas y si no lo hablas muy bien, ten en cuenta que incluso unas pocas frases serán apreciadas.

No llegues tarde, los alemanes son gente puntual y el llegar tarde a una entrevista no es un buen comienzo. Vístete de manera conservadora: para hombres, un traje (oscuro, bien hecho) y una corbata; para las mujeres, un traje de chaqueta o vestido. Investiga a la empresa y estate preparado para hablar de tus conocimientos y experiencia.

Las entrevistas suelen ser formales y directas. Comenzará con una introducción, apretón de manos e intercambio de tarjetas de presentación. Puede que haya unos pocos minutos de conversación para empezar, pero la entrevista formal empezará rápidamente .

Responde a las preguntas abierta, honesta y cortésmente. No interrumpas. Enfatiza el por qué puedes desenvolverte en el puesto y cómo estás cualificado para ello, y también cómo puedes contribuir a la empresa. Puedes preguntar acerca de cosas como la estructura operacional, la cadena de mando y los colegas.

Puede que te hagan más preguntas personales de las que esperas. Legalmente, sólo pueden hacerte preguntas relevantes para el puesto para el que te están entrevistando. Si te preguntan si estás embarazada, ya tienes razones para poner una queja.

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: