Introducción

El mercado de trabajo americano

Contrariamente a lo que se cree, Estados Unidos no da la bienvenida a los pobres del mundo, sino que se interesa por la gente con dinero, educación y experiencia profesional. Ten en cuenta, que a pesar de ser el país más rico del mundo, EEUU tiene una tasa de pobreza muy alta, por lo que ya hay más que suficientes personas buscando trabajo por un salario básico.

Introducción

El principal problema con el que se encuentran los que quieren trabajar en Estados Unidos, no es encontrar trabajo, sino conseguir un visado para trabajar. A través de su historia, EEUU ha basado su éxito económico en atraer a los cerebros de otros países. Al contrario de lo que ocurre en Europa, las razones humanitarias son sólo secundarias a la hora de conceder visados. Así, que según lo ven los americanos, si vives en la pobreza en tu país, más vale que te quedes allí.

Conseguir trabajo como extranjero

En estos momentos, debido a la alta tasa de paro y a unas difíciles condiciones económicas, para un extranjero no es fácil conseguir un trabajo en EEUU. Según informes recientes (2004) de la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo, la duración media del desempleo es de unos cinco meses.

Ser extranjero puede ser una desventaja en algunas industrias y con algunas empresas. Si no tienes un nivel de inglés adecuado para trabajar, tus posibilidades de empleo son muy limitadas. Si buscas trabajo como dependiente, camarero o profesor de idiomas, lo puedes tener un poco más fácil. No queremos desanimar a nadie, pero no creas que encontrar trabajo en los Estados Unidos va a ser tarea fácil.

El modo americano

Si tienes la suerte de poder entrar, prepárate a trabajar duro. Para la empresa americana, no eres más que otro factor de producción que se evalúa según su productividad. Se habla mucho de la Responsabilidad Social Corporativa en muchos foros económicos y similares, pero la realidad es otra.

El trabajo para toda la vida es cosa del pasado, y muchas compañías ven a sus empleados como recursos prescindibles que se explotan y desechan según convenga, aunque muchos empleados también ven a las empresas para las que trabajan de la misma forma. Al contrario que en Europa, las compañías americanas no tienen que pagar indemnizaciones por despido y pueden despedir a sus trabajadores rápidamente cuando las cosas no van bien. Esta política de “contratación y despido” es parte del modo americano, así que si buscas un ambiente de trabajo acogedor, puede que los Estados Unidos no sea el país adecuado.

El principal problema con el que se encuentran los que quieren trabajar en Estados Unidos, no es encontrar trabajo, sino conseguir un visado para trabajar. A través de su historia, EEUU ha basado su éxito económico en atraer a los cerebros de otros países. Al contrario de lo que ocurre en Europa, las razones humanitarias son sólo secundarias a la hora de conceder visados. Así, que según lo ven los americanos, si vives en la pobreza en tu país, más vale que te quedes allí.

Conseguir trabajo como extranjero

En estos momentos, debido a la alta tasa de paro y a unas difíciles condiciones económicas, para un extranjero no es fácil conseguir un trabajo en EEUU. Según informes recientes (2004) de la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo, la duración media del desempleo es de unos cinco meses.

Ser extranjero puede ser una desventaja en algunas industrias y con algunas empresas. Si no tienes un nivel de inglés adecuado para trabajar, tus posibilidades de empleo son muy limitadas. Si buscas trabajo como dependiente, camarero o profesor de idiomas, lo puedes tener un poco más fácil. No queremos desanimar a nadie, pero no creas que encontrar trabajo en los Estados Unidos va a ser tarea fácil.

El modo americano

Si tienes la suerte de poder entrar, prepárate a trabajar duro. Para la empresa americana, no eres más que otro factor de producción que se evalúa según su productividad. Se habla mucho de la Responsabilidad Social Corporativa en muchos foros económicos y similares, pero la realidad es otra.

El trabajo para toda la vida es cosa del pasado, y muchas compañías ven a sus empleados como recursos prescindibles que se explotan y desechan según convenga, aunque muchos empleados también ven a las empresas para las que trabajan de la misma forma. Al contrario que en Europa, las compañías americanas no tienen que pagar indemnizaciones por despido y pueden despedir a sus trabajadores rápidamente cuando las cosas no van bien. Esta política de “contratación y despido” es parte del modo americano, así que si buscas un ambiente de trabajo acogedor, puede que los Estados Unidos no sea el país adecuado.

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: