Contratos

En qué debes fijarte

¿Por fin has encontrado tu piso perfecto? ¡Felicidades! Has superado el paso más difícil de buscar un hogar. Negociar el contrato de arrendamiento suele ser un poco más fácil. Aún así, debes tener ciertas cosas en cuenta.

Contratos

Contrato: La ley holandesa está a favor del inquilino. Un contrato de arrendamiento puede ser por un periodo indefnido o un periodo fijo. Por lo general, tendrás que notificar de la terminación del contrato con un mes de anticipación. El contrato únicamente puede ser cancelado por el inquilino. El contrato generalmente es escrito, aunque contratos orales también son válidos. Sin embargo, es altamente recomendado que se haga un contrato escrito. Es importante que leas el contrato con detenimiento y te asegures de que todo esté claro.

Los contratos de alquiler holandeses son indefinidos, a no ser que se especifique otra cosa en el contrato. Asegúrate de leer bien el contrato y de que todo esté claro.

Si el contrato incluye un inventario (platos, sabanas, etc), asegurate de todo está en la vivienda. Además, comprueba que todos los electrodomésticos funcionan. No aceptes una promesa verbal de que las cosas rotas se arreglarán más adelante, que lo pongan por escrito en el contrato o que lo arreglen inmediatamente.

Suministros: Dependiendo del dueño los suministros y los gastos de comunidad estarán o no incluidos en el precio. Los gastos de comunidad normalmente cubren el coste general de mantenimiento y algunas veces uno o más suministros. Entérate de qué gastos son responsabilidad tuya (pagar el gas, el agua y la electricidad puede resultar caro).

Depósito: La mayoría de los propietarios pedirán un deposito ( Borg) de 1 mes, 2 meses si el piso está amueblado. No aceptes pagar más. Intenta negociar las condiciones de devolución del depósito o trata de utilizarlo para pagar el último o los dos últimos meses de alquiler.

Otras garantías: Dado que el sistema legal de Holanda no ofrece mucha protección a los propietarios, te suelen pedir garantías adicionales. Si estás trabajando, se pide una copia de tu nómina ( Salarisstrook) como prueba de que tu salario mensual sobrepasa el precio del alquiler. Si eres estudiante, te pueden pedir una carta de la universidad para verificar que tienes fondos suficientes.

Contrato: La ley holandesa está a favor del inquilino. Un contrato de arrendamiento puede ser por un periodo indefnido o un periodo fijo. Por lo general, tendrás que notificar de la terminación del contrato con un mes de anticipación. El contrato únicamente puede ser cancelado por el inquilino. El contrato generalmente es escrito, aunque contratos orales también son válidos. Sin embargo, es altamente recomendado que se haga un contrato escrito. Es importante que leas el contrato con detenimiento y te asegures de que todo esté claro.

Los contratos de alquiler holandeses son indefinidos, a no ser que se especifique otra cosa en el contrato. Asegúrate de leer bien el contrato y de que todo esté claro.

Si el contrato incluye un inventario (platos, sabanas, etc), asegurate de todo está en la vivienda. Además, comprueba que todos los electrodomésticos funcionan. No aceptes una promesa verbal de que las cosas rotas se arreglarán más adelante, que lo pongan por escrito en el contrato o que lo arreglen inmediatamente.

Suministros: Dependiendo del dueño los suministros y los gastos de comunidad estarán o no incluidos en el precio. Los gastos de comunidad normalmente cubren el coste general de mantenimiento y algunas veces uno o más suministros. Entérate de qué gastos son responsabilidad tuya (pagar el gas, el agua y la electricidad puede resultar caro).

Depósito: La mayoría de los propietarios pedirán un deposito ( Borg) de 1 mes, 2 meses si el piso está amueblado. No aceptes pagar más. Intenta negociar las condiciones de devolución del depósito o trata de utilizarlo para pagar el último o los dos últimos meses de alquiler.

Otras garantías: Dado que el sistema legal de Holanda no ofrece mucha protección a los propietarios, te suelen pedir garantías adicionales. Si estás trabajando, se pide una copia de tu nómina ( Salarisstrook) como prueba de que tu salario mensual sobrepasa el precio del alquiler. Si eres estudiante, te pueden pedir una carta de la universidad para verificar que tienes fondos suficientes.

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: