Financiación

Cómo pagar por tu propiedad

Una de las cosas más importantes a considerar cuando compras una propiedad en los Países Bajos es la financiación de tu compra. Asegúrate de comprender de antemano si debes solicitar una hipoteca para tu compra y cómo hacerlo, y qué condiciones podría tener esa hipoteca.

Financiación

Hay varios tipos diferentes de hipotecas que puedes obtener, y varias empresas que las ofrecen. La mayoría de los bancos dudarán de conceder hipotecas a inmigrantes, dado que aún no tienen historiales de tu status finaciero dentro de Holanda. Pero hay algunos bancos que sí conceden hipotecas a inmigrantes.

La mayoría de los bancos te solicitarán un informe de tasación por la casa que quieres comprar y el seguro de la propiedad, que se exige por ley. Cualquier otra inspección que hayas realizado puede serte de ayuda cuando intentas convencer al banco de que te concedan la hipoteca. A veces deberás entregar una copia de tu contrato de trabajo.

Hay muchas variedades de hipotecas disponibles en Holanda: hipotecas en las que sólo deberás pagar intereses (aflossingsvrij), hipotecas en las que los costes mensuales son fijos; pero los intereses se reducen junto a la cantidad que debes (annuiteit), hipotecas de inversión (leven o spaar), y otras. Hay, además, varias “hipotecas para principiantes” para los que realizan compras por primera vez. Tómate el tiempo suficiente para investigar y encontrar la hipoteca que más te conviene.

Garantías por tu hipoteca

Si quieres asegurarte de que puedes pagar tu hipoteca aún si te ves forzado a vender la propiedad por un precio menor al que originalmente pagaste, deberías considerar la Garantía Nacional de Hipotecas (Nationale Hypotheel Garantie/NHG) del Stichting Waarborgfonds Eigen Woningen. Se trata de una garantía que puedes obtener con una hipoteca y que te asegura que el Waarborgfonds pagará por el reembolso de tu hipoteca al banco. Si no puedes pagar tu hipoteca y necesitas vender la propiedad por una cantidad menor a la hipoteca, el Waarborgfonds pagará la diferencia.

Obviamente, hay ciertas condiciones que debes cumplir. Por ejemplo, la hipoteca no puede ser mayor a 265.000 euros, debes ser residente de la Unión Europea o tener permiso de residencia, etc. Puedes encontrar más información en el sitio web de NHG (www.nhg.nl ).

Hay varios tipos diferentes de hipotecas que puedes obtener, y varias empresas que las ofrecen. La mayoría de los bancos dudarán de conceder hipotecas a inmigrantes, dado que aún no tienen historiales de tu status finaciero dentro de Holanda. Pero hay algunos bancos que sí conceden hipotecas a inmigrantes.

La mayoría de los bancos te solicitarán un informe de tasación por la casa que quieres comprar y el seguro de la propiedad, que se exige por ley. Cualquier otra inspección que hayas realizado puede serte de ayuda cuando intentas convencer al banco de que te concedan la hipoteca. A veces deberás entregar una copia de tu contrato de trabajo.

Hay muchas variedades de hipotecas disponibles en Holanda: hipotecas en las que sólo deberás pagar intereses (aflossingsvrij), hipotecas en las que los costes mensuales son fijos; pero los intereses se reducen junto a la cantidad que debes (annuiteit), hipotecas de inversión (leven o spaar), y otras. Hay, además, varias “hipotecas para principiantes” para los que realizan compras por primera vez. Tómate el tiempo suficiente para investigar y encontrar la hipoteca que más te conviene.

Garantías por tu hipoteca

Si quieres asegurarte de que puedes pagar tu hipoteca aún si te ves forzado a vender la propiedad por un precio menor al que originalmente pagaste, deberías considerar la Garantía Nacional de Hipotecas (Nationale Hypotheel Garantie/NHG) del Stichting Waarborgfonds Eigen Woningen. Se trata de una garantía que puedes obtener con una hipoteca y que te asegura que el Waarborgfonds pagará por el reembolso de tu hipoteca al banco. Si no puedes pagar tu hipoteca y necesitas vender la propiedad por una cantidad menor a la hipoteca, el Waarborgfonds pagará la diferencia.

Obviamente, hay ciertas condiciones que debes cumplir. Por ejemplo, la hipoteca no puede ser mayor a 265.000 euros, debes ser residente de la Unión Europea o tener permiso de residencia, etc. Puedes encontrar más información en el sitio web de NHG (www.nhg.nl ).

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: