La búsqueda

Cómo encontrar la vivienda perfecta

La fase más importante en la búsqueda de la casa de tus sueños es justamente la búsqueda. El proceso puede, y debería, llevar bastante tiempo; pero es necesario para realizar la compra adecuada.

La búsqueda

Cuando compras una vivienda en los Países Bajos -o en cualquier otro país-, el mejor modo y el más fácil para encontrar la casa de tus sueños es recurrir a un agente inmobiliario reconocido por una asociación, (como la Asociación Holandesa de Agentes Inmobiliarios, o Nederlandse Vereniging van Makelaars/NVM). Puedes encontrar una lista de estos agentes inmobiliarios, y más información, en su sitio web (en holandés www.nvm.nl ).

Ten en cuenta que un agente inmobiliario te cobrará entre un 1,5% y un 2% del precio de compra de la casa, así que deberás decidir si crees que los conocimientos de un agente valen el gasto extra. Sin embargo, contratar a un agente te quitará preocupaciones de encima, y tendrás más tiempo para resolver las otras cosas que necesitas resolver cuando emigras.

Por supuesto, siempre puedes intentar encontrar una vivienda por tus propios medios, buscando en los anuncios clasificados de los periódicos, revistas, o en internet. Debes tener en cuenta que las propiedades en oferta en los clasificados pueden tener tiempo en el mercado y ya estar ocupadas, a diferencia de lo que un agente inmobiliario puede ofrecerte.

Visitando la propiedad

Una vez encuentras una propiedad que te interesaría visitar puedes concretar una cita con un agente inmobiliario para verla. Si ves averías u otras irregularidades, pregunta al agente o quien te muestre la vivienda a qué se deben. Están obligados por ley a darte toda la información posible (el deber de informarte) y tu tienes el deber de buscar todos los posibles defectos.

Algunas cosas que debes observar:

  • Si todos los grifos funcionan
  • Si la calefacción funciona
  • Chequea los interruptores y cuánta luz tiene la habitación cuando está completamente iluminada
  • Si las ventanas tienen doble cristalería
  • Observa detenidamente el suelo en busca de posibles grietas
  • Observa qué tal está la cocina
  • Controla que no haya moho en los baños (te indicará si hay mala ventilación en la casa)
  • Presta atención a los vecinos que podrías tener
  • Busca comercios y aparcamientos cercanos
  • ¿El jardín está hacia el Sur (eso te permitirá disfrutar del sol durante más tiempo, algo bastante importante en Holanda)?
  • Visita el ayuntamiento y pregunta si hay planes de construcción que no te permitan disfrutar completamente de tu nuevo hogar

No olvides hacer fotografías, así más tarde podrás considerar y comparar tranquilamente todas las propiedades que has visto. Puede serte de mucha ayuda realizar una lista de todas las características que buscas en una vivienda, y para calificar las propiedades cuando las visitas.

¿Cuál es el precio justo de una vivienda?

Si quieres saber cuánto vale una determinada vivienda, puedes pedirle a un agente inmobiliario que la evalúe. Esto te dará una mejor -y más certera- idea de lo que vale, y podrás utilizar el informe si necesitas solicitar una hipoteca.

También puedes intentar calcular un estimativo utilizando los siguientes métodos:

  • Consulta en el ayuntamiento el historial de ventas de viviendas en el vecindario y cuál era el precio de venta. También puedes investigar cuánto pagó por la casa su dueño anterior y luego averiguar cuál es el precio que valdría ahora.
  • Calcula el precio por metro cuadrado y compáralo con las demás viviendas en la misma calle o con las otras viviendas que tienes interés en comprar.
  • Ve otras viviendas en la misma calle o vecindario, y fíjate en qué ofrecen por el precio que piden.

Cuando calcules el precio adecuado de una propiedad, siempre ten en cuenta el factor principal: la localización. Cuanto mejor es el vecindario, más alto será el valor.

Lo siguiente a tener en cuenta es el número de metros cuadrados, si tiene jardín, y cuán grande es. Ten en cuenta también que los muebles, las reparaciones, y aparatos y accesorios (baño y cocina) habitualmente no se incluyen en el precio. ¡No lo olvides!

Inspecciones

Cuando compras una casa, especialmente si es antigua, lo mejor es solicitar una inspección de la estructura. Será un gasto más, pero merece la pena. A pesar de que el vendedor está obligado por ley a informarte todo lo que sabe sobre la propiedad, siempre hay cosas que se olvidan, o desperfectos que el vendedor no conoce.

Hay varios sitios a los que puedes acudir para solicitar la inspección de la vivienda:

  • Los miembros de la Vereniging Eigen Huis pueden realizar una inspección visual por aproximadamente 225 euros. (www.eigenhuis.nl )
  • WoningSchouw tiene una gran oferta de distintos tipos de inspección, incluyendo la de la estructura (www.woningschouw.com )

Las distintas organizaciones o empresas inspeccionan características diferentes de las viviendas, así que asegúrate de comparar y estar seguro de que obtendrás lo que buscas. Pídeles un presupuesto y compara las opciones que tienes. Asegúrate de saber exactamente qué es lo que incluye cada inspección. Habitualmente te ofrecerán un amplio informe, que incluye una lista de gastos posibles si decides reparar algo en la casa.

Cuando compras una vivienda en los Países Bajos -o en cualquier otro país-, el mejor modo y el más fácil para encontrar la casa de tus sueños es recurrir a un agente inmobiliario reconocido por una asociación, (como la Asociación Holandesa de Agentes Inmobiliarios, o Nederlandse Vereniging van Makelaars/NVM). Puedes encontrar una lista de estos agentes inmobiliarios, y más información, en su sitio web (en holandés www.nvm.nl ).

Ten en cuenta que un agente inmobiliario te cobrará entre un 1,5% y un 2% del precio de compra de la casa, así que deberás decidir si crees que los conocimientos de un agente valen el gasto extra. Sin embargo, contratar a un agente te quitará preocupaciones de encima, y tendrás más tiempo para resolver las otras cosas que necesitas resolver cuando emigras.

Por supuesto, siempre puedes intentar encontrar una vivienda por tus propios medios, buscando en los anuncios clasificados de los periódicos, revistas, o en internet. Debes tener en cuenta que las propiedades en oferta en los clasificados pueden tener tiempo en el mercado y ya estar ocupadas, a diferencia de lo que un agente inmobiliario puede ofrecerte.

Visitando la propiedad

Una vez encuentras una propiedad que te interesaría visitar puedes concretar una cita con un agente inmobiliario para verla. Si ves averías u otras irregularidades, pregunta al agente o quien te muestre la vivienda a qué se deben. Están obligados por ley a darte toda la información posible (el deber de informarte) y tu tienes el deber de buscar todos los posibles defectos.

Algunas cosas que debes observar:

  • Si todos los grifos funcionan
  • Si la calefacción funciona
  • Chequea los interruptores y cuánta luz tiene la habitación cuando está completamente iluminada
  • Si las ventanas tienen doble cristalería
  • Observa detenidamente el suelo en busca de posibles grietas
  • Observa qué tal está la cocina
  • Controla que no haya moho en los baños (te indicará si hay mala ventilación en la casa)
  • Presta atención a los vecinos que podrías tener
  • Busca comercios y aparcamientos cercanos
  • ¿El jardín está hacia el Sur (eso te permitirá disfrutar del sol durante más tiempo, algo bastante importante en Holanda)?
  • Visita el ayuntamiento y pregunta si hay planes de construcción que no te permitan disfrutar completamente de tu nuevo hogar

No olvides hacer fotografías, así más tarde podrás considerar y comparar tranquilamente todas las propiedades que has visto. Puede serte de mucha ayuda realizar una lista de todas las características que buscas en una vivienda, y para calificar las propiedades cuando las visitas.

¿Cuál es el precio justo de una vivienda?

Si quieres saber cuánto vale una determinada vivienda, puedes pedirle a un agente inmobiliario que la evalúe. Esto te dará una mejor -y más certera- idea de lo que vale, y podrás utilizar el informe si necesitas solicitar una hipoteca.

También puedes intentar calcular un estimativo utilizando los siguientes métodos:

  • Consulta en el ayuntamiento el historial de ventas de viviendas en el vecindario y cuál era el precio de venta. También puedes investigar cuánto pagó por la casa su dueño anterior y luego averiguar cuál es el precio que valdría ahora.
  • Calcula el precio por metro cuadrado y compáralo con las demás viviendas en la misma calle o con las otras viviendas que tienes interés en comprar.
  • Ve otras viviendas en la misma calle o vecindario, y fíjate en qué ofrecen por el precio que piden.

Cuando calcules el precio adecuado de una propiedad, siempre ten en cuenta el factor principal: la localización. Cuanto mejor es el vecindario, más alto será el valor.

Lo siguiente a tener en cuenta es el número de metros cuadrados, si tiene jardín, y cuán grande es. Ten en cuenta también que los muebles, las reparaciones, y aparatos y accesorios (baño y cocina) habitualmente no se incluyen en el precio. ¡No lo olvides!

Inspecciones

Cuando compras una casa, especialmente si es antigua, lo mejor es solicitar una inspección de la estructura. Será un gasto más, pero merece la pena. A pesar de que el vendedor está obligado por ley a informarte todo lo que sabe sobre la propiedad, siempre hay cosas que se olvidan, o desperfectos que el vendedor no conoce.

Hay varios sitios a los que puedes acudir para solicitar la inspección de la vivienda:

  • Los miembros de la Vereniging Eigen Huis pueden realizar una inspección visual por aproximadamente 225 euros. (www.eigenhuis.nl )
  • WoningSchouw tiene una gran oferta de distintos tipos de inspección, incluyendo la de la estructura (www.woningschouw.com )

Las distintas organizaciones o empresas inspeccionan características diferentes de las viviendas, así que asegúrate de comparar y estar seguro de que obtendrás lo que buscas. Pídeles un presupuesto y compara las opciones que tienes. Asegúrate de saber exactamente qué es lo que incluye cada inspección. Habitualmente te ofrecerán un amplio informe, que incluye una lista de gastos posibles si decides reparar algo en la casa.

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: