Contratos

Qué necesitas saber para firmar un contrato de alquiler

Los contratos de alquiler estándar están diseñados para proteger tanto tus intereses como los del arrendador. Como suele ser el arrendador el que te da el contrato, es importante que entiendas a la perfección sus implicaciones.

Contratos

Cosas en las que tienes que fijarte:

Duración del contrato: La mayoría de los contratos duran 12 meses, durante los cuales el arrendador no puede subirte el alquiler. También debes fijarte los períodos de preaviso que tanto tú como el arrendador tenéis que dar para romper el contrato.

Gastos: Algunos servicios estarán incluidos en el alquiler (Ej. El agua), mientras que otros, como el gas y la electricidad, lo tendrás que pagar tú.

Incumplimiento: Si se considera que has incumplido el contrato, pueden echarte de la vivienda. Asegúrate de que entiendes las obligaciones y deberes del inquilino.

Depósito: Casi todos los arrendadores te pedirán un depósito (normalmente un mes de alquiler). El depósito se utiliza para cubrir los daños que hayas podido causar y las deudas que puedas haber dejado al finalizar tu contrato.

Te recomendamos que solicites a tu casero que revise la vivienda y haga un inventario el día que el contrato entre en vigencia, así evitarás que te cobren por daños que tú no has causado.

Dónde encontrar asesoramiento legal: Si no estás seguro de las condiciones de tu contrato, lo mejor es que pidas asesoramiento legal. Una de las mejores asistencias gratuitas la proporcionan en Citizens Advice Bureaux (CAB). Este servicio ofrece asesoramiento confidencial e independiente, en persona o por teléfono. Para más información ir a: www.citizensadvice.org.uk 

Cosas en las que tienes que fijarte:

Duración del contrato: La mayoría de los contratos duran 12 meses, durante los cuales el arrendador no puede subirte el alquiler. También debes fijarte los períodos de preaviso que tanto tú como el arrendador tenéis que dar para romper el contrato.

Gastos: Algunos servicios estarán incluidos en el alquiler (Ej. El agua), mientras que otros, como el gas y la electricidad, lo tendrás que pagar tú.

Incumplimiento: Si se considera que has incumplido el contrato, pueden echarte de la vivienda. Asegúrate de que entiendes las obligaciones y deberes del inquilino.

Depósito: Casi todos los arrendadores te pedirán un depósito (normalmente un mes de alquiler). El depósito se utiliza para cubrir los daños que hayas podido causar y las deudas que puedas haber dejado al finalizar tu contrato.

Te recomendamos que solicites a tu casero que revise la vivienda y haga un inventario el día que el contrato entre en vigencia, así evitarás que te cobren por daños que tú no has causado.

Dónde encontrar asesoramiento legal: Si no estás seguro de las condiciones de tu contrato, lo mejor es que pidas asesoramiento legal. Una de las mejores asistencias gratuitas la proporcionan en Citizens Advice Bureaux (CAB). Este servicio ofrece asesoramiento confidencial e independiente, en persona o por teléfono. Para más información ir a: www.citizensadvice.org.uk 

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: