Alternativas

Alojamiento para estudiantes y pisos compartidos

Para los que tienen un presupuesto bajo, el alojamiento para estudiantes o los pisos compartidos pueden ser una alternativa al alquiler de un piso.

Alternativas

Muchas universidades ofrecen alojamiento subvencionado para estudiantes suizos e internacionales. Éste suele consistir en una habitación en un piso compartido, aunque algunas residencias también ofrecen pisos para familias.

Los precios de los pisos subvencionados suelen estar muy por debajo de los del mercado. La calidad varía mucho dependiendo del año en que se construyeron. Los edificios antiguos pueden ser grises y deprimentes, mientras que los nuevos o los reformados a veces ofrecen gran calidad de vida.

Por desgracia, el número de plazas en alojamiento subvencionado es limitado. Dado que suele haber largas listas de espera, es mejor que hagas tu solicitud cuanto antes, incluso antes de abandonar tu país.

Pregunta a tu universidad dónde debes hacer la solicitud y pídeles que te proporcionen toda la información posible. Puedes encontrar información general sobre alojamiento para estudiantes en la página web de la Conferencia Suiza de Rectores, www.crus.ch/mehrspr/iud/wohnen.html , en alemán, francés, italiano e inglés.

Pisos compartidos

Puede que al venir a Suiza te apetezca vivir en un piso compartido ( Wohngemeinschaft/colocation). Es una buena solución, cuando funciona, que te permitirá vivir en una zona mejor y tener más espacio que en un piso para una persona. También es una buena oportunidad para hacer amigos y mejorar el idioma.

Los pisos compartidos son muy comunes entre estudiantes y gente joven, pero también la gente de 60 años comparte piso en Suiza. Compartir piso implica cocina y baños comunes, las habitaciones individuales suelen estar sin amueblar.

Lo más difícil como siempre es encontrar el piso y asegurarte de que te llevarás bien con tus nuevos compañeros. Habla con tu futuro compañero de piso y entérate si lleváis el mismo estilo de vida. La mayoría de los conflictos surgen por el tabaco, los animales de compañía, las fiestas, el alcohol y la limpieza del baño y la cocina. No es mala idea acordar de antemano cómo vais a repartir las tareas de limpieza, la compra y el seguro.

Los contratos para pisos compartidos

En el contrato de un piso compartido debe de figurar el nombre de todos los inquilinos. Si tu nombre no está en el contrato no podrás quedarte si el resto de los inquilinos se va. Es habitual que un inquilino subcontrate y no quiera cambiar el contrato, porque así se ahorra problemas con el propietario, pero a ti te podrían echar en cualquier momento.

Hay páginas web especializadas en pisos compartidos: www.wgzimmer.ch  (sólo en alemán) y www.students.ch  (en inglés y francés).

Muchas universidades ofrecen alojamiento subvencionado para estudiantes suizos e internacionales. Éste suele consistir en una habitación en un piso compartido, aunque algunas residencias también ofrecen pisos para familias.

Los precios de los pisos subvencionados suelen estar muy por debajo de los del mercado. La calidad varía mucho dependiendo del año en que se construyeron. Los edificios antiguos pueden ser grises y deprimentes, mientras que los nuevos o los reformados a veces ofrecen gran calidad de vida.

Por desgracia, el número de plazas en alojamiento subvencionado es limitado. Dado que suele haber largas listas de espera, es mejor que hagas tu solicitud cuanto antes, incluso antes de abandonar tu país.

Pregunta a tu universidad dónde debes hacer la solicitud y pídeles que te proporcionen toda la información posible. Puedes encontrar información general sobre alojamiento para estudiantes en la página web de la Conferencia Suiza de Rectores, www.crus.ch/mehrspr/iud/wohnen.html , en alemán, francés, italiano e inglés.

Pisos compartidos

Puede que al venir a Suiza te apetezca vivir en un piso compartido ( Wohngemeinschaft/colocation). Es una buena solución, cuando funciona, que te permitirá vivir en una zona mejor y tener más espacio que en un piso para una persona. También es una buena oportunidad para hacer amigos y mejorar el idioma.

Los pisos compartidos son muy comunes entre estudiantes y gente joven, pero también la gente de 60 años comparte piso en Suiza. Compartir piso implica cocina y baños comunes, las habitaciones individuales suelen estar sin amueblar.

Lo más difícil como siempre es encontrar el piso y asegurarte de que te llevarás bien con tus nuevos compañeros. Habla con tu futuro compañero de piso y entérate si lleváis el mismo estilo de vida. La mayoría de los conflictos surgen por el tabaco, los animales de compañía, las fiestas, el alcohol y la limpieza del baño y la cocina. No es mala idea acordar de antemano cómo vais a repartir las tareas de limpieza, la compra y el seguro.

Los contratos para pisos compartidos

En el contrato de un piso compartido debe de figurar el nombre de todos los inquilinos. Si tu nombre no está en el contrato no podrás quedarte si el resto de los inquilinos se va. Es habitual que un inquilino subcontrate y no quiera cambiar el contrato, porque así se ahorra problemas con el propietario, pero a ti te podrían echar en cualquier momento.

Hay páginas web especializadas en pisos compartidos: www.wgzimmer.ch  (sólo en alemán) y www.students.ch  (en inglés y francés).

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: