Visitas

Visitando un apartamento en alquiler o en venta

Debes hacer una cita para ver la propiedad tan pronto veas algo que te interesa. Mientras mas tardes en contactar al propietario o agente de bienes raíces, mayor será la probabilidad de que la propiedad no esté disponible.

Como es natural las primeras impresiones son muy importantes, consecuentemente debes considerar la visita de la propiedad con la misma seriedad con la que irías a una entrevista de trabajo. El propietario quiere recibir todas las señales de que la persona alquilando o comprando su propiedad es una persona seria, responsable y confiable. Es por ello que es conveniente vestirse apropiadamente y hacer lo posible por caerle en gracia a quienes te muestren la propiedad.

Del mismo modo debes prepararte para la entrevista con el propietario o vendedor de la propiedad. Si vas a comprar una propiedad sin historia crediticia previa en el país, tus oportunidades de conseguir crédito a través de los bancos Canadienses será muy baja. Del mismo modo, si deseas alquilar una propiedad sin historia previa en Canadá, deberás ingeniártelas para “aprobar” el examen que te hará el propietario. Hay que tener en mente también que existen “landlords” de todos los tipos. Algunos son muy comprensibles de las limitaciones de un recién llegado y en otras veces no tanto. Debes tener tacto para darte cuenta de esta cualidad de quien te invita a ver la propiedad. Si tienes cartas de referencias de personas que ya viven en Canadá, de tu universidad o de tu empleador, esto te podrá ayudar tremendamente a establecer tus referencias en Canadá. Del mismo modo, es recomendable abrir una cuenta bancaria en Canadá previa a la búsqueda de viviendas, ya que parte del proceso de selección que hace el propietario es la verificación de la existencia de una cuenta bancaria.

Intenta ver la propiedad en dos ocasiones. Una en la mañana en la que verás que tanta iluminación natural existe, la presencia de ruidos externos, etc. Si tienes la oportunidad, habla con vecinos en la misma zona que te puedan informar de los pros y contras de vivir en esa zona. Debes estar alerta a zonas que parezcan muy acogedoras durante el día ya que en la noche puede que la situación sea diferente.

Finalmente planifica tus visitas de acuerdo a la ubicación de las propiedades ya que esto te brindará la oportunidad de conocer mejor los vecindarios. Si piensas trasladarte en transporte público, busca un pase diario o semanal que te permita ir i venir con descuentos sobre la tarifa de un viaje sencillo.

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: