Emprender y trabajar por cuenta propia

Como crear una compañía o trabajar como autónomo

Francia es conocida por un gran sector público con una administración burocrática rígida. Sin embargo, en los últimos años han habido múltiples iniciativas para incentivar la creación de nuevos negocios y el trabajo por cuenta propia.

Emprender y trabajar por cuenta propia

Estos incentivos incluyen procedimientos más simples, exenciones tributarias, subvenciones y ayudas. Para un extranjero, establecer un negocio o trabajar como autónomo en Francia puede ser mucho más simple que conseguir un permiso de trabajo para poder trabajar para otra empresa.

Existen una serie de leyes incorporadas recientemente que tienen el objetivo de acelerar el desarrollo de las empresas pequeñas y medianas y los autónomos en Francia. Una de las más recientes es la ley para jóvenes empresas innovadoras (jeune entreprise innovante). Una ‘joven empresa innovadora’ entra dentro de la categoría de compañías pequeñas y medianas que destina al menos un 15% del presupuesto en investigación y desarrollo (I+D) y se puede beneficiar de:

  • Exención de las contribuciones sociales obligatorias para todos lo empleados que han trabajado en proyectos asociados a I+D durante ocho años. 
  • Exención del impuesto corporativo durante ocho años. 
  • Exención del impuesto sobre la renta por los tres primeros años productivos y una deducción fiscal del 50% en los próximos dos años hasta los 100.000 euros.

Además de estas ayudas proporcionadas por el estado, también existe una agencia nacional (CFE, Centre de Formalités des Entreprises), que facilita asistencia en el proceso de crear una compañía.

Tipos de autónomos

Si trabajas como autónomo en Francia probablemente pertenezcas a una de las siguiente categorías:

  • Freelancer (Profession libérale): para profesionales como asesores, traductores, contables, doctores, abogados, arquitectos o artistas. Este tipo de autónomo no suele contar con empleados en su nómina con la excepción de un asistente o secretario.
  • “Artesano” (Artisan): para profesiones que requieren trabajo manual como fontaneros, electricistas, etc. Si planeas contratar a personas o realizar una inversión grande, es recomendable considerar el establecer una empresa. 
  • Comerciantes (Commerçant): dependiente de una tienda, venta al por mayor, etc.

Tipos de empresa

Si te gustaría fundar una compañía, puedes escoger de entre 10 tipos diferentes de estructuras. Las más importantes son las siguientes:

  • Empresa unipersonal (IE, Entreprise individuelle): cuenta con una estructura simple, una sola persona está a cargo, su administración es simple y no hay ningún tipo de requerimiento de capital.
  • Sociedad colectiva (SNC, Société en Nom Collectif): tiene que tener un mínimo de dos socios, con un requerimiento de capital mínimo.
  • Sociedad de responsabilidad limitada (SARL, Société à Responsabilité Limitée):  es la estructura más común para empresas de tamaño pequeño o mediano que cuentan con no más de 50 accionistas. También existe una versión que es la de una compañía de responsabilidad limitada de un solo socio (EURL, Entreprise Unipersonnelle à Responsabilité Limitée), lo que significa que en teoría puedes establecer una compañía con un solo euro.
  • Sociedad anónima (SA, Société Anonyme): Es la estructura más común para grandes negocios. Ha de tener un mínimo de siete accionistas y un capital de 37.000 euros. La mitad de este capital tiene que ser abonado en efectivo (o especias) durante la creación de la empresa, y el resto durante los cinco años siguientes. Además, hay una estructura de un solo accionista (SASU, Société par actions simplifiée unipersonnelle) y otra para empresas que tienen entre dos y siete accionistas (SAS, Société par Actions Simplifiée); ambas con el mismo mínimo de capital requerido. 
  • Oficina de enlace (Bureau de Liaison): este tipo de estructura es elegida principalmente por empresas extranjeras que quieren entrar al mercado laboral francés.
  • Sucursal (Succursale): es una oficina secundaria de una empresa extranjera más grande, y puede hacer negocios en nombre de la empresa principal.

Dónde encontrar más información

Puedes encontrar información más detallada acerca de cómo establecer un negocio en Francia en la página oficial de la agencia para emprendedores  (Agence France Entrepreneur). Esta incluye información acerca de las estructuras legales, el sistema de impuestos, los procedimientos para la creación de compañías, la seguridad social, las ayudas financieras y recursos con información más específica.

Otras fuentes de información válidas y útiles son las cámaras de comercio e industria , muy activas en Francia (su página principal está solo en francés). Existen otras páginas web de cámaras de comercio e industria regionales, como la de París , que están en francés e inglés.

Estos incentivos incluyen procedimientos más simples, exenciones tributarias, subvenciones y ayudas. Para un extranjero, establecer un negocio o trabajar como autónomo en Francia puede ser mucho más simple que conseguir un permiso de trabajo para poder trabajar para otra empresa.

Existen una serie de leyes incorporadas recientemente que tienen el objetivo de acelerar el desarrollo de las empresas pequeñas y medianas y los autónomos en Francia. Una de las más recientes es la ley para jóvenes empresas innovadoras (jeune entreprise innovante). Una ‘joven empresa innovadora’ entra dentro de la categoría de compañías pequeñas y medianas que destina al menos un 15% del presupuesto en investigación y desarrollo (I+D) y se puede beneficiar de:

  • Exención de las contribuciones sociales obligatorias para todos lo empleados que han trabajado en proyectos asociados a I+D durante ocho años. 
  • Exención del impuesto corporativo durante ocho años. 
  • Exención del impuesto sobre la renta por los tres primeros años productivos y una deducción fiscal del 50% en los próximos dos años hasta los 100.000 euros.

Además de estas ayudas proporcionadas por el estado, también existe una agencia nacional (CFE, Centre de Formalités des Entreprises), que facilita asistencia en el proceso de crear una compañía.

Tipos de autónomos

Si trabajas como autónomo en Francia probablemente pertenezcas a una de las siguiente categorías:

  • Freelancer (Profession libérale): para profesionales como asesores, traductores, contables, doctores, abogados, arquitectos o artistas. Este tipo de autónomo no suele contar con empleados en su nómina con la excepción de un asistente o secretario.
  • “Artesano” (Artisan): para profesiones que requieren trabajo manual como fontaneros, electricistas, etc. Si planeas contratar a personas o realizar una inversión grande, es recomendable considerar el establecer una empresa. 
  • Comerciantes (Commerçant): dependiente de una tienda, venta al por mayor, etc.

Tipos de empresa

Si te gustaría fundar una compañía, puedes escoger de entre 10 tipos diferentes de estructuras. Las más importantes son las siguientes:

  • Empresa unipersonal (IE, Entreprise individuelle): cuenta con una estructura simple, una sola persona está a cargo, su administración es simple y no hay ningún tipo de requerimiento de capital.
  • Sociedad colectiva (SNC, Société en Nom Collectif): tiene que tener un mínimo de dos socios, con un requerimiento de capital mínimo.
  • Sociedad de responsabilidad limitada (SARL, Société à Responsabilité Limitée):  es la estructura más común para empresas de tamaño pequeño o mediano que cuentan con no más de 50 accionistas. También existe una versión que es la de una compañía de responsabilidad limitada de un solo socio (EURL, Entreprise Unipersonnelle à Responsabilité Limitée), lo que significa que en teoría puedes establecer una compañía con un solo euro.
  • Sociedad anónima (SA, Société Anonyme): Es la estructura más común para grandes negocios. Ha de tener un mínimo de siete accionistas y un capital de 37.000 euros. La mitad de este capital tiene que ser abonado en efectivo (o especias) durante la creación de la empresa, y el resto durante los cinco años siguientes. Además, hay una estructura de un solo accionista (SASU, Société par actions simplifiée unipersonnelle) y otra para empresas que tienen entre dos y siete accionistas (SAS, Société par Actions Simplifiée); ambas con el mismo mínimo de capital requerido. 
  • Oficina de enlace (Bureau de Liaison): este tipo de estructura es elegida principalmente por empresas extranjeras que quieren entrar al mercado laboral francés.
  • Sucursal (Succursale): es una oficina secundaria de una empresa extranjera más grande, y puede hacer negocios en nombre de la empresa principal.

Dónde encontrar más información

Puedes encontrar información más detallada acerca de cómo establecer un negocio en Francia en la página oficial de la agencia para emprendedores  (Agence France Entrepreneur). Esta incluye información acerca de las estructuras legales, el sistema de impuestos, los procedimientos para la creación de compañías, la seguridad social, las ayudas financieras y recursos con información más específica.

Otras fuentes de información válidas y útiles son las cámaras de comercio e industria , muy activas en Francia (su página principal está solo en francés). Existen otras páginas web de cámaras de comercio e industria regionales, como la de París , que están en francés e inglés.

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: