Gastos de funcionamiento

Lo que te costará la propiedad

Financiar la compra original de la propiedad no es el único gasto al que te enfrentarás, ya que los gastos del día a día también pueden ser una carga. Los impuestos y los servicios públicos deben estar pagados regularmente, y pueden ser muy caros a veces.

Gastos de funcionamiento

Impuesto sobre el patrimonio

Un impuesto sobre el patrimonio es percibido por todos los cantones sobre el valor neto de sus activos. Éstos suelen ser del 0,2% a 0,5%, aunque varíen de un cantón a otro. Los activos se valúan a valor de mercado, y por lo tanto podrían variar mucho de año a año. Las deudas, préstamos o hipotecas son deducibles, lo que significa que el impuesto sobre el patrimonio puede ser muy pequeña hasta que termines de pagar tu hipoteca.

Impuesto sobre bienes inmuebles

Si eres dueño de bienes inmuebles situados en Suiza se deben de pagar los impuestos por la propiedad de ella en el cantón respectivo. Éstos pueden variar entre el 0,05% y 0,3% en función del valor de tu propiedad.

Otros gastos

La electricidad, el gas y el agua son distribuidos por las empresas locales suizas. El gas natural es corriente en Suiza, pero rara vez se utiliza con fines domésticos. Sin embargo, el mercado de la calefacción de gas es cada vez mayor (ya que es más ecológico que el petróleo).

El agua puede ser calculada ya sea a través del medidor o de una tasa fija en función del tamaño de tu casa y el número de grifos en su interior. Puesto que el agua en Suiza puede ser muy dura, tendrás que limpiar periódicamente tus aparatos (si no quieres tener que invertir en una nueva máquina de lavar cada año). En general, el agua en Suiza es más barata que el resto de Europa.

Los gastos por electricidad varían dependiendo del momento del consumo, siendo los precios más baratos las noches de la semana, sábados por la tarde y todo el domingo. Si has comprado un apartamento con lavadoras compartidas para todo el edificio, la electricidad puede ser cortada de lunes a viernes durante las horas de la comida para conservar la electricidad para cocinar.

Las lecturas de electricidad se realizan cada 6 meses, y tendrás que pagar una estimación basada en la lectura anterior. Si has consumido menos, se te reembolsará la diferencia. Por otro lado, si has utilizado más de lo que se esperaba, tendrás que pagar la diferencia.
Todas las otras facturas (agua, gas, alcantarillado) suelen ser trimestrales.

Impuesto sobre el patrimonio

Un impuesto sobre el patrimonio es percibido por todos los cantones sobre el valor neto de sus activos. Éstos suelen ser del 0,2% a 0,5%, aunque varíen de un cantón a otro. Los activos se valúan a valor de mercado, y por lo tanto podrían variar mucho de año a año. Las deudas, préstamos o hipotecas son deducibles, lo que significa que el impuesto sobre el patrimonio puede ser muy pequeña hasta que termines de pagar tu hipoteca.

Impuesto sobre bienes inmuebles

Si eres dueño de bienes inmuebles situados en Suiza se deben de pagar los impuestos por la propiedad de ella en el cantón respectivo. Éstos pueden variar entre el 0,05% y 0,3% en función del valor de tu propiedad.

Otros gastos

La electricidad, el gas y el agua son distribuidos por las empresas locales suizas. El gas natural es corriente en Suiza, pero rara vez se utiliza con fines domésticos. Sin embargo, el mercado de la calefacción de gas es cada vez mayor (ya que es más ecológico que el petróleo).

El agua puede ser calculada ya sea a través del medidor o de una tasa fija en función del tamaño de tu casa y el número de grifos en su interior. Puesto que el agua en Suiza puede ser muy dura, tendrás que limpiar periódicamente tus aparatos (si no quieres tener que invertir en una nueva máquina de lavar cada año). En general, el agua en Suiza es más barata que el resto de Europa.

Los gastos por electricidad varían dependiendo del momento del consumo, siendo los precios más baratos las noches de la semana, sábados por la tarde y todo el domingo. Si has comprado un apartamento con lavadoras compartidas para todo el edificio, la electricidad puede ser cortada de lunes a viernes durante las horas de la comida para conservar la electricidad para cocinar.

Las lecturas de electricidad se realizan cada 6 meses, y tendrás que pagar una estimación basada en la lectura anterior. Si has consumido menos, se te reembolsará la diferencia. Por otro lado, si has utilizado más de lo que se esperaba, tendrás que pagar la diferencia.
Todas las otras facturas (agua, gas, alcantarillado) suelen ser trimestrales.

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: