Préstamos e hipotecas

Financia tu propiedad en Suiza

Las hipotecas en Suiza son, principalmente dadas por el sector bancario, aunque los fondos de pensiones y las entidades del Estado también puede emitirlas. Las hipotecas pueden ser fácilmente obtenidas por los extranjeros siempre que cumplan los criterios básicos.

Préstamos e hipotecas

La cantidad de dinero que recibirás estará basada tanto en tu situación financiera, así como el valor de la propiedad que estés comprando. En Suiza, los extranjeros pueden esperar recibir hipotecas de entre el 60 y 80 por ciento del valor total de la propiedad. Los préstamos sin-condiciones no están disponibles, lo que significa que el prestamista tomará en cuenta cualquier responsabilidad que puedas tener en tu país de origen (hipoteca o alquiler, préstamos, pagos de mantenimiento) y te requerirán las pruebas de ingresos (los ingresos obtenidos, pensiones, rentas de inversión, aunque no todos se reconocirán).

Las hipotecas suizas siempre se te darán en francos suizos. La duración puede ser de 5 a 30 años para los préstamos de hasta un 80%, y 35 años para los que vayan hasta un 60%. Sin embargo, la hipoteca debe ser pagado antes de que tengas 70 años de edad.

Las tasas de interés son de aproximadamente 2,5% (en el 2010), aunque esto es variable en función a tu hipoteca. Puede ser más fácil organizar tu hipoteca en tu país de origen, aunque entonces tendrás que pagar por las tasas de cambio de divisa. Además, las tasas de interés de Suiza es una de las más bajas en el mundo, así que quizás te convenga más hacer tu hipoteca en Suiza, especialmente si tus ingresos también van a estar en francos suizos.

Intenta conseguir varias ofertas (alreadedor de tres) de diferentes bancos o conpañías aseguradoras, ya que hay una fiera competencia entre los proveedores.

La cantidad de dinero que recibirás estará basada tanto en tu situación financiera, así como el valor de la propiedad que estés comprando. En Suiza, los extranjeros pueden esperar recibir hipotecas de entre el 60 y 80 por ciento del valor total de la propiedad. Los préstamos sin-condiciones no están disponibles, lo que significa que el prestamista tomará en cuenta cualquier responsabilidad que puedas tener en tu país de origen (hipoteca o alquiler, préstamos, pagos de mantenimiento) y te requerirán las pruebas de ingresos (los ingresos obtenidos, pensiones, rentas de inversión, aunque no todos se reconocirán).

Las hipotecas suizas siempre se te darán en francos suizos. La duración puede ser de 5 a 30 años para los préstamos de hasta un 80%, y 35 años para los que vayan hasta un 60%. Sin embargo, la hipoteca debe ser pagado antes de que tengas 70 años de edad.

Las tasas de interés son de aproximadamente 2,5% (en el 2010), aunque esto es variable en función a tu hipoteca. Puede ser más fácil organizar tu hipoteca en tu país de origen, aunque entonces tendrás que pagar por las tasas de cambio de divisa. Además, las tasas de interés de Suiza es una de las más bajas en el mundo, así que quizás te convenga más hacer tu hipoteca en Suiza, especialmente si tus ingresos también van a estar en francos suizos.

Intenta conseguir varias ofertas (alreadedor de tres) de diferentes bancos o conpañías aseguradoras, ya que hay una fiera competencia entre los proveedores.

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: